foto del grupo Asiatics
Periodos activos
2000
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
24/06/2011
Estilos
8 fans

Pruebas más que evidentes de la hiperactividad de Dani (Mugretone) son los mil y un proyectos musicales diferentes en los que ha participado. Además de Webelos, el grupo con el que quizás haya conseguido el mayor crédito dentro del circuito especializado del punk nacional, y la banda que formó con Poison Bambee, Grupo Sub-1, se le ha podido ver haciendo versiones de Hombres G y grupos similares bajo el nombre de Gases Nobles, o tratando de llevar el punk al límite de dañar los oídos del espectador con un proyecto denominado Neo Junco. Junto a Luz, responsable del órgano en Grupo Sub-1 bajo el nombre de She Lux, organizó el dúo Electric Eliminators, que incluyó un tema (“Disco mierda”) en el recopilatorio “Vaya Mierda” (Hillside Strangler, 2006). El disco, editado por el sello de Dani, agrupaba a bandas como Killer Nuns, Juana Chicharro, Pili y Sus Lechones

Preguntada por los orígenes del grupo, Luz nos habla de un viaje en coche de regreso de Portugal escuchando a Loli & The Chones. Con semejante inspiración deciden sacar adelante “un grupo de verdad”, algo que no fuera “simplemente hacer ruiditos con un teclado de la comunión”. Dani también recuerda aquel viaje en agosto de 2005, y nos precisa las directrices que se imponen: “Queríamos que todas las canciones tuviesen la misma estructura, la estructura clásica del Rock and Roll y que sólo cambiasen los tiempos, la velocidad y las letras”.  Recalca una y otra vez la intención de que los temas fuesen lo más simple posible. Como referencia adicional nos hablan además de los americanos The 1-4-5’s.

Dispuestos a no perder tiempo, al regreso de esas vacaciones de verano “notifican” a Joana (aka Juana Chicharro) y a Sergio cuáles son sus intenciones. Luz no dudaba en cuál sería la respuesta de ambos: “La idea sonaba muy bien, algo extremadamente fácil y un poco de cachondeo ¡no podían decir que no!”. Además, ya les tenían asignados incluso los instrumentos de los que se tendrían que encargar. Así no lo cuenta Dani: “Yo ya tocaba la guitarra y Luz tenía nociones de batería; eso era fácil. Decidimos nosotros mismos que Joana tocase el bajo, aun sabiendo que nunca lo había hecho. Pero la engañamos diciendo que solo tendría que aprenderse una estructura de canción y luego repetirla, que era muy fácil”. Por su parte, Sergio ya tocaba el teclado en Neo Junco, lo que ayudaba con la elección de su instrumento.

Únicamente faltaba por dilucidar quién se encargaría de cantar. En principio, y en lo que el resto se hacía con sus correspondientes instrumentos, se decidió que fuera Dani, que ya lo había hecho en Webelos, el que se pusiera frente al micro. Sin embargo, a medida que las chicas se soltaban en sus respectivos apartados, comenzaron a participar activamente. “Descubrimos que sus voces no sólo eran muy buenas, sino que además empastaban perfectamente, así que sus voces pasaron a ser las protagonistas de nuestro sonido”. Ya en el primer ensayo empezaron a sacar las estructuras de algún tema que posteriormente aprovecharían.

Deciden además, montar la banda alrededor de un pretendido origen asiático a modo de juego. Tanto las letras de las canciones como la estética del grupo giran en torno a la broma de jugar con palabras supuestamente inglesas, pero de construcción errónea a partir de su pronunciación española. “Vamos, algo así como un “momenteison””. Dani confiesa que, para el nombre de la banda, se decantó por el término Asiatics porque pensaba que no existía realmente, creyendo que la palabra correcta era Asians. “Por supuesto la gracia estaba también en cantar con la "L" en vez de la "R" como si fuésemos chinos. Era gracioso decir “Esta canción se llama lovin lobin”, como si fuese una sola palabra, cuando en realidad era LOVIN' ROBIN. En la primera maqueta todo estaba cantado sin erres”.

Para toda esta parodia, el grupo programa las cosas desde el primer momento. Así lo cuenta Luz: “Para el primer concierto hicimos el paripé, anunciándolo como si realmente viniera un grupo de punk desde China. ¡Yo creo que coló! De hecho salimos con la cara tapada a tocar para que no se nos reconociera. Dani cambió su guitarra (bastante reconocible, por sus lunares rojos) y hasta la segunda canción no nos los quitamos. La gente al vernos hacía comentarios como:¡Jooooder, si es Mugretone! Pero les cogió desprevenidos y bailaron bastante. Fue el único-o de los pocos- conciertos de Asiatics en el que hubo pogo de verdad; pero claro, era desastre y cantaba Dani, melodía por aquel entonces... poca o nada”. 

Perfiladas así las cosas, en 2007 editan su  primer trabajo, el EP "Punk Fu Masters" (Rumble, 2007). Colección de 7 temas, uno de los cuales variaba según se tratara de la versión en vinilo o en CD, viene a ser una muestra de caramelos de extrema sencillez tanto en las letras como en la música que los arropa. Referencias a gatos de la suerte, Fujimori o Fumanchú, Power Rangers, juguetes de boxeo, y diatribas contra el American way of life de las de goma de mascar en la boca.

Y es que precisamente a los chicles recurre Dani, cuando, sabedores de lo preciso que puede ser en estas cuestiones técnicas, le pedimos que nos cuente detalles del estilo de Asiatics: “La inmensa mayoría de las canciones tenían un toque pop muy melódico. No ramoniano, pero sí chicloso. (…) Un estilo, todo hay que decirlo, poco original. La mayoría de los riffs usados en Asiatics ya los usaban antes mil grupos en mil canciones diferentes y los siguen usando y seguirán usando mientras siga existiendo el punk-pop con una fuerte base del rock and roll de los 50's más melódico”. En un esfuerzo por situar con referencias las coordenadas instrumentales concretas nos habla de “los parametros que marcaron los primeros grupos de Rip Off records en los 90: Loli and The Chones, Spastics, Statics...” y de “espíritu lofi y simplón de los Chones. Aunque poco a poco fuimos metiendo más matices, influidos sobre todo por grupos Kill By Death con voces femeninas como Anorexia o Sado Nation.”.

Todas estas matizaciones vienen al caso por las vicisitudes acontecidas para la edición del EP “Punk Fu Masters”.  Para la misma, tras enviar la maqueta a Pablo, responsable de Rumble Records, se decide, en una grabación pagada por el propio sello, tratar de mejorar la calidad del sonido de los temas. Para ello se recurre incluso a un productor que ayudase al grupo con el sonido que se quería lograr.  Sin embargo la cosa no funcionó como se esperaba, quedando el grupo bastante defraudado con la labor del técnico: “Resultó ser un fraude y un vago. Acabamos muy mal con él y dijo que no quería que su nombre saliese en el disco. No me extraña, después de la chapuza que hizo...”  Fue tras el proceso de masterización, nada barato, por otro lado, que la grabación se pudo salvar.

Asiatics tocaron en la mayoría de las salas de la capital: El Wurtlizer, Gruta 77, Siroco, La Leyenda, La Boite… Actuaciones que le permitieron compartir escenario con bandas internacionales como Rip Offs, The Youths, Clorox Girls o Not Sensibles. Dentro del panorama nacional, la lista incluye La Urss, Concepción Glory BoysCoprolitos, Grabba Grabba Tape, Fast Food o TDeK. Luz recuerda precisamente la ocasión en la que tocaron con estos últimos: “No había casi nadie al principio y estábamos como en el salón de casa, pasando, sin nervios ni nada. ¡Yo creo que fue nuestro mejor concierto!”.

Aun así, coinciden en señalar que fue el concierto en el Niño Rock, donde tuvieron que tocar ante una multitud de niños “que gritaban descontrolados y bailaban pogo”, el que más les impactó; terminaron la actuación todos subidos en el escenario dando botes.

El grupo volvería pronto a repetir la experiencia de la grabación. En esta ocasión se lanzaron a compartir un EP con Tack För Inget, grupo portugués formado por algunos componentes de The Youth, con los que Asiatics ya tenía cierta relación por haber coincidido en escena, y una chica, Manuela, que vivía en Suecia. Dani nos cuenta que supieron del grupo via su myspace y quedaron encantados con sus canciones. Cuando les propuso editarlas en un sencillo con su sello Hillside Strangler, se encontró con que el grupo no disponía de muchísimos temas. Así, y en contra de su política de no sacar nada de sus grupos con su propia compañía, decidieron completar el EP con temas de Asiatics. Es así que surge “Asiatics / Tack För Inget” (Hillside Strangler, 2008).  

Para la grabación, y con objeto de evitar las malas experiencias del trabajo anterior, optan por una solución barata y acuden al mismo estudio en el que ya trabajaran en sus maquetas iniciales: el estudio privado de Juan Caballero. Las canciones de Asiatics, grabadas en mayo de 2007, apuntan maneras algo más agrestes que en el trabajo anterior, pero siguen compartiendo señas de identidad comunes, como las del teclado de Sergio.

Diferencias en el seno del grupo terminan, sin embargo, por provocar su disolución. Joana, Dani y Luz deciden, tras un período de estabilización, empezar un nuevo proyecto: X-Prays. En él siguen primando las composiciones simples, aunque prescinden de los teclados, “que la verdad es que es algo que nos apetecía mucho, para quitarnos ese toque infantil y azucarado”, nos cuenta Dani.

De cualquier manera, las teclas seguirían presentes en Grupo Sub-1, una de las bandas mencionadas antes que Dani y Luz (junto a Poison Bambee y Spidey González, compiches de Dani estos dos últimos en Webelos también) mantienen en activo de forma paralela. Preguntado el cantante por algún rasgo determinante de X-Prays en comparación con Asiatics, nos responde: “Aunque también hay mucha melodía, las composiciones son más "propias", más personales, más raras, menos obvias”.

Parece pues que, la intensa actividad que mantienen sus antiguos componentes en nuevos proyectos, evita cualquier nostalgia para con aquel cuarteto supuestamente llegado del Lejano Oriente.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *