foto del grupo A.S.C.O.
Napo
Periodos activos
1992 - Actualidad
Procedencia
Santa Cruz de Tenerife
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
19/09/2017
Estilos
No tiene fans

Instalados sus componentes fundadores desde sus comienzos, cuando todavía no existía el grupo siquiera, en movilizaciones y colectivos reivindicativos, era fácil imaginar que la trayectoria de A.S.C.O. transcurriría en compromiso continuo con la protesta. Han mantenido, muy a su pesar, una auténtica carrera de obstáculos plagada de cambios de formación, cortapisas de instituciones y fallecimiento de dos de sus miembros.  La evolución de su sonido les llevó desde el punk hardcore hasta el street punk políticamente convencido. El suyo es, con todo merecimiento, uno de los nombres destacados de la segunda ola de punk canario, la que vino a garantizar que lo iniciado por Escorbuto Crónico, Psicosis Crítica, Familia Real, Conemrad, Subresiduos, Guerrilla Urbana y otros muchos más tendría continuidad en el archipiélago.

Anti Sociedad Capitalista Opresora, es decir A.S.C.O. era el programa de radio que hacían Carlos Erukto y José Ismael Borges –Foncho- desde La Orotova (Tenerife) allá por el 1987 para poder dar rienda suelta a toda la información contracultural que les llegaba y que difícilmente se podía escuchar en las emisoras convencionales. Cubrían la actualidad de sus grupos musicales favoritos, centrándose el primero más en el punk-hardcore, mientras que Foncho se volcaba en su pasión por el rock urbano y el metal. Tocaba de hecho en grupos de esos palos (Razorback, Guardianes de la Muerte o Masacre) mientras que Carlos repetía como podía los tres acordes de guitarra que sabía en proyectos como Colgadera Continua.

Protagonistas activos en asociaciones okupas y colectivos diversos, participarían en el festival celebrado en su localidad por la libertad de expresión el 30 de mayo de 1989. Y lo harían además subiendo al escenario con un grupo que habían puesto en marcha un poco antes desde el escenario con un grupo que han empezado a montar. Les toca abrir cartel antes de Guerrilla Urbana, Bencomo y Conemrad, bandas con suficiente nombre ya por entonces en la escena canaria como para que Carlos, intimidado por su poca pericia como guitarrista, decidiera no participar en el debut. Los que sí se estrenaron en directo como buenamente pudieron fueron el propio Foncho, que no sólo se encargaba del bajo sino que era cantante (tras haber probado antes con Miguel e Isabelino), Fula a la guitarra y Azúcar medio escondido tras los platos de su batería. Sólo tocaron cuatro temas, pero estando como estaban en casa, delante de su gente, el debut fue todo un éxito teniendo que repetir alguna de las canciones de tan escaso repertorio.

Se hacen llamar también A.S.C.O., como el programa de radio, llevados como dice Carlos por la moda de la época de utilizar siglas para todo, aunque en adelante especificarían que el significado de las mismas es ligeramente distinto: ahora son Asquerosa Sociedad Capitalista Opresora.

La actividad del nuevo proyecto se ve repentinamente detenida por el servicio militar de Foncho. A su regreso en verano de 1992 reajustan la formación de manera que Carlos se encarga del micrófono, Foncho del bajo, Azúcar de las baquetas y José de la guitarra. Pasa poco tiempo antes de que se decidan a grabar alguna de sus canciones, y preparan en su mismo local de ensayo una cinta con cuatro temas a la que no tienen empacho alguno en titular de forma descriptiva “Kutredemo” (1992). Sin embargo, en septiembre de ese mismo año, Azúcar abandona la banda ocupando su puesto a la batería Percha.

Con esta formación ya estabilizada, acometen la grabación de los temas para un disco recopilatorio que estaba preparando Carlos. Responsable de la edición de una cinta con grabaciones de grupos en directo y temas extraídos de maquetas antiguas para el fanzine Grito de Protesta, el cantante empezó a concebir la idea de preparar un disco con grupos canarios de punk rock del momento. Comentó el proyecto con José Thrashilium (Potaje de Perros) en un concierto que hubo en Gáldar (Gran Canaria) y se pusieron manos a la obra. “Viva Canarias Libre de Cualquier Estado” (Fobia / Alternativa: G.d.p., 1992) agrupaba a A.S.C.O., como grupo de Tenerife, con otros tres de Gran Canaria (Potaje de Perros, Garrote Vil y Malformaciones Kongénitas), aportando una imagen del momento de la escena punk-rock canaria de ese momento. El disco fue el resultado del esfuerzo autogestionado de los propios grupos, el sello madrileño Fobia, y el fanzine Grito de Protesta del que se incluía un ejemplar en el que, entre otras cosas, se presentaba a las cuatro bandas que participaban en el proyecto. De la implicación del propio Carlos se dejaba constancia además con la acreditación de Alternativa GdP, el que fue primer sello que puso en marcha, responsable también de la edición. De las reediciones posteriores en cinta de cassette se encargaría sólo Fobia.

A.S.C.O., que abría la segunda cara, aportaba cuatro temas, “Insumisión total”, “Modales finos”, “Sal a la calle” y “Okupa!!” que como informaba el fanzine interior, se habían grabado entre el 21 y 24 de octubre de 1992 en los estudios Azel situado en Los Realejos (Tenerife). La impresión del grupo fue que Domingo Mesa, el técnico de sonido con el que trabajaron, no tenía una dilatada experiencia de grabar con grupos como A.S.C.O.: “Se ve que no había escuchado punk en su vida y nos dejó una mezcla muy limpia y acústica”. Efectivamente el resultado final llama la atención por la claridad del sonido, lejos de lo que probablemente se esperaba de un grupo que cantaba a favor de la insumisión al ejército (reciente como tenían el paso por filas de Foncho), de la “okupación” y de que los jóvenes salieran a la calle para protestar. Tampoco acompañaba la inevitable bisoñez de un grupo que empezaba y de la estructura excesivamente contemplativa y lenta de algunos temas como “Insumisión”.

Aun y todo, el debut de A.S.C.O. en un disco que el tiempo convirtió en poco más que un clásico sirvió para situar al grupo en la escena underground canaria. Se prodiga entonces en actuaciones en directo por las islas, como cuando ejercieron de anfitriones de los vitorianos Quemando Ruedas en la sala Ruta66 de Santa Cruz de Tenerife.

Animados con el impulso de todo ello, deciden grabar de nuevo algunas de las canciones que están preparando. Lo hicieron en su local de ensayo aunque de manera algo más depurada que en la ocasión anterior. “Matricidio” (1993) tenía una docena de temas, entre los que se encontraba una versión de un tema de los ingleses Angelic Upstarts, “Solidaridad”. La cinta no vio la luz como se esperaba en su momento porque el sello de Barcelona que pensaba editarla, T de T, cerró antes. El grupo sólo recuperaría el máster unos cuantos años después.

La maqueta tenía sonido maquetero cien por cien, con voces crudas y guitarras aún por depurar, en canciones en las que arremeten contra la política urbanística aplicada en la isla, el fascismo o la presencia de EE.UU. en Europa y se ensalzaba la resistencia guanche ante la conquista. Y es que, como ya informaba un texto sobre el grupo, A.S.C.O. tenía claro que “la música es otro medio de lucha, sin dejar de lado otras formas como son la okupación, la contrainformación, la insumisión, etc..” Musicalmente la cinta no ocultaba la posible influencia del blues, psicodelia o incluso rock urbano.

Aunque sin posibilidad de utilizar el máster de “Matricidio”, el grupo empleó la media docena de temas que habían quedado descartados entonces para aquella maqueta, para la edición de otra cinta: “Boicot a la Sociedad de Consumo” (Sorroll, 1994).

Afectados por los continuos cambios en la formación que les obliga a parar hasta que las nuevas incorporaciones de turno se habitúan a la banda, cuando entran a grabar el que sería su primer álbum, tienen nuevo guitarrista, Pedri“Ira Popular” (Tagrawla, 1995) se elaboró en los estudios Greenland, que andaban empezando por entonces: “No tenían mucho equipo ni experiencia y se grabó un poco rápido y corriendo” comenta Carlos de las sesiones de grabación.

Con portada inequívocamente explícita en lo referente a la llamada a la acción de protesta generalizada, el CD se apoyaba en material ya incluido en las maquetas previas: “Matricidio”, “Vida de loterías”, “Guanches”, “EEUUropa”, “Mundo de colores”, “Okupa”.. Se añadían canciones dedicadas al E.Z.L.N. (refiriéndose como decían en una entrevista a "la lucha de una etnia o un pueblo expoliado por tener lo básico") o a la liberación animal, hasta una parodia hacia el heavy metal, como ya hicieran en su momento Tijuana in Blue o H.H.H. En su debut en un disco propio, A.S.C.O. suena a punk hardcore acelerado en los que se escapa algún momento skatalítico (“Liberación animal” o “En la barra”) o más denso, como de rock urbano (“Mundo de colores”).

La edición corrió a cargo de Tagrawla Records, el sello que puso en marcha Carlos junto con Ani (posteriormente bajista en Om) con idea de sacar grupos canarios: “No había ningún sello en Canarias que apostara por el punk, metal etc..”. El cantante recuerda la dificultad de la empresa: “Costó mucho sacarlo, tuve que hacer muchas horas extras para conseguir el dinero para editar las primeras referencias”.

Con un disco ya en el mercado, A.S.C.O. telonean a M.C.D. en una de las visitas de los vascos a las islas Canarias, y se embarcan en su primera salida a la Península. También oficiarían de teloneros, junto a Malformaciones Kongénitas, de los madrileños Boikot, que tocaron en el Bar Rock de La Laguna. En un periplo de un par de meses visitan El País Vasco donde actuaron junto a grupos como Mortis Causa o Mentes Enfermas, además de coincidir con sus paisanos Guerrilla Urbana en Mondragón, Bilbao y Vitoria.

Ya de vuelta en casa, en 1996 deciden incorporar un nuevo guitarrista, Arka, para reforzar su sonido. Con idea de comprobar cómo resulta tocar con dos guitarras graban una nueva maqueta en su local de ensayo. Los temas resultantes, una media decena esta vez, verían la luz mucho tiempo después como extras en una reedición del “Ira Popular” para el mercado mexicano. “A mi no me gusta” y “No quiero ser” venían acompañados de versiones de Chute de Esperma, Madness y, de nuevo, del “Solidarity” de Angelic Upstarts.

Sufrirían entonces una serie de entradas y salidas de componentes que imposibilitaron que la actividad de la banda fuera lo fluida que hubieran deseado. De hecho, la formación no se estabiliza hasta el año 2000. Un par de años después, con Carlos a la voz, Foncho al bajo, Poti a una guitarra, Brito a la otra e Iván a la batería entran en los estudios Multitrack de Tenerife para grabar un nuevo disco: “Lo grabamos en el mejor estudio que había por aquí, ya que estábamos bastante escaldados de malas grabaciones”. Aun así, no quedan del todo convencidos con el resultado y se envía para mezclar a Lorentzo Records en Vizcaya donde se encargan de todo Aitor Ariño e Iñaki Uoho (Extremoduro, Platero y Tú). Se gesta así “Sequimur Vexare” (Tagrawla, 2003), trabajo de cuya distribución se encargaría Runnin Riot de Ibiza.

Ese disco sí que sonó como queríamos” recuerda el cantante. Las ganas de seguir molestando declaradas desde el mismo título se articulan ahora en coordenadas claramente orientadas al Oi! o street punk. Atrás queda el punk hardcore con los que venían trabajando desde sus primeras maquetas. Con respecto a la evolución del sonido del grupo Carlos señala como determinantes, tanto la entrada de Poti en el grupo, que empieza a componer más en esa onda, como la influencia de los discos de bandas del género como los británicos Cock Sparrer, Oximiron, Peter and the Test Tube Babies y Cockney Rejects (de los que versionean “Police car” transformado en “Bronka”), los alemanes Loikaemie y Oi! The Arrase o Suburban Rebels en el panorama estatal. A.S.C.O. compone ahora temas como “Antisocial”, probablemente todo un himno con un hueco asegurado en cualquier recopilatorio Oi! que se precie.

La salida de nuevo de componentes obliga a reestructurar la banda: sólo una semana antes de que “Sequimur Vexare” estuviera en la calle, Poti, Brito y Kiko (batería sustituyendo a Iván) deciden dejar el grupo. Las bajas se cubrirían con los fichajes de Karlos Villa –Presa- a la guitarra rítmica, Abel como guitarrista solista y Manolito a la batería. A los ensayos duros sigue la necesidad de salir a tocar y rodar la nueva formación. Con lo que nadie contaba era que, en una de esas mini giras de rodaje, la que les llevaba por Galicia y Logroño, se produce el fallecimiento de Abel. “Dejamos de ensayar un tiempo porque no teníamos fuerzas para seguir”, comentan describiendo la desolación que paralizó tanto a sus compañeros de grupo como a sus familiares.

La recomposición anímica vendría con la vuelta a la actividad del resto del grupo medio año más tarde, primero con El Chile a la guitarra (con el que dieron algunos conciertos tanto en las islas como en La Península: Madrid, Murcia, Logroño, Lérida…), y luego, tras su salida por algún problema con Foncho, con Álvaro, madrileño que vivía en Canarias y que había tocado en La Urbe. Con él como guitarrista, sacarían nuevo disco: “Por un Infierno Más Digno” (Rusty Knifle / Anfibio / La Bellota Mecánica / Redstar73 / Diffidati / Siempre Contra / Tagrawla, 2008) se grabó en los estudios Guamasa con Ayoze Fernández a cargo de las cuestiones técnicas. “Suena bastante bien, aunque en algunos temas no quedó bien la mezcla” analiza Carlos. De la edición se encargan el grupo y el sello La Bellota Mecánica, aprovechándose además las conexiones con otros de diferentes sitios: el catalán Redstar73, el italiano Anfibio, los alemanes Diffidati y Siempre Contra, y el francés Rusty Knife.

La portada mostraba una pelea a puñetazos en el asfalto de una calle. Con la banda mucho más cercana que nunca al denominado street punk, y su dilatado historial reivindicativo, cabía preguntarse por la filosofía de A.S.C.O. con respecto a la asociación que existe entre el género y la violencia explícita. La respuesta es clara: “Violencia es todo, y si la sociedad te oprime no vas a mostrar la otra mejilla, te tienes que defender. Ellos te llaman violento para marginarte, pero violencia es que te echen de tu casa, del trabajo, que te paguen un salario miserable, que destruyan el planeta”. Además, especifican: “Si te refieres a que vamos por ahí dando hostias a la gente, pues al que las busca las encuentra”.

La nueva entrega vino precedida por la presentación por adelantado de un sencillo en formato digital de los temas “Siete estrellas verde” y “Ciudades flotantes”. Exaltación de los colores canarios frente a la conquista castellana del guanche (tema sobre el que se reincidía en el álbum con “Historia cierta”) y oposición contra el turismo y expoliación que acaba con el paisaje natural de las islas con fondo de a ritmo de oi! skatalítico potente y ska trotón, respectivamente.

Poco antes de que saliera a la calle "Por un Infierno Más Digno" entraría en el grupo Manu en sustitución de Álvaro a la guitarra solista. Coincidirían en esa época en los escenarios de nuevo con grupos como M.C.D., Skalariak (donde tocaba Abel) o Banda Bassotti (donde tocaba El Chile). Como presentación del disco fueron a Londres para participar en un festival de carácter antifascista donde tocarían con grupos como Scontro (Italia), Bottle Job (Inglaterra) o Suspenders de Bilbao. Para el concierto en Inglaterra la formación volvía a cambiar, ya que a la batería estaba Jacobo, mientras que el bajo era ahora cosa de Rosmel. Y al poco tiempo, para una mini gira por Galicia entraba Braulio para hacerse con las baquetas.

En la Península compartirían escenario con los británicos The Restarts. A.S.C.O. participaron también en el recopilatorio “United Skins” (Mad Butcher / Kob / Redstar73, 2009) con el tema “Ofensiva”, junto a una larga lista de bandas que incluía, entre otros, a Núcleo Terco y Opció K-95. Alineados claramente entre aquellos que entienden las vertientes más duras del punk como canal de expresión de su opción ideológica, reconocen abiertamente el contenido político y social de su música: “No nos parece mal que la gente opine de lo que piense”.

En 2015, Foncho, uno de los miembros fundadores de la banda se ve obligado a dejar el bajo por enfermedad, produciéndose entonces una serie de cambios hasta cubrir la plaza de forma más o menos definitiva. En octubre de ese mismo año saldría el CD de tributo a Guerrilla Urbana, "Tributo A Guerrilla Urbana (Vagos Y Maleantes Contra Dios Y Contra El Amo)" (Bicho Raro, 2015) en el que, junto a una lista enorme de grupos, A.S.C.O. contribuía con el tema "Muertos de asco". Para su grabación, y la de otros temas un poco antes que no llegaron a ver la luz, contaron con la ayuda de Silvia al bajo, Berto acompañaba a la guitarra a Karlos Presa, y Juan se había hecho con el puesto de batería.

Conscientes del hándicap que supone en ocasiones su emplazamiento insular (“Estamos muy lejos de la metrópoli, la gente solo mira para Madrid y si no eres de allí lo tienes difícil”), sobre todo en los tiempos que corren (“Antes te dabas a conocer por los fanzines y no importaba mucho de donde eras, la peña tenía más curiosidad por conocer otros grupos de otros sitios”) no se amilanan a la hora de salir a tocar fuera: “Es muy complicado y muy caro, pero bueno lo hemos hecho muchas veces y lo vamos a seguir haciéndolo”.

El disco con el que deciden celebrar todo lo vivido es “1989-2015” (Tagrawla, 2016). De nuevo con un cambio, la entrada de Jorge al bajo sustituyendo a Silvia, graban en el local de ensayo, y como indican en los créditos del CD, en sus casas: en la de Berto para registrar bajo y coros, y en la de Carlos para el resto de voces y mezclas. La masterización se hizo en EE.UU. El disco venía a reemplazar la que decían era, en realidad, su intención original desde 2014, que no era otra que la de hacer el repaso por su discografía previa en directo, un proyecto que se vieron obligados a ir posponiendo porque las tomas que lograban no eran suficientemente buenas. “1985-2015” traía tres canciones de “Ira Popular” (“Matricidium”, “Okupa!” y “Guanches”), nueve de “Sequimur Vexare” (“Sal a la calle”, “Antisocial”, “Me voy pal bar”, “Vamos a morir”, “Desaparecidos”, “Epitafio”, “Seguimos incordiando”, “Historia cierta”, “Streetpunk”) y cuatro más de “Por un Infierno Mejor” (“Nos somos fachas”, “La voz del pueblo”, “Ofensiva total”, “Hijos de la ira”).

En el libreto interior que incluía, explicaban las razones que inspiraban la existencia militante de un grupo como A.S.C.O.: “La falta de oportunidad en Canarias, la discriminación por parte del Estado Español, la marginalidad, frustración e impotencia”. Según afirmaban, se trataba de “27 años sin tregua nadando contra la corriente e instituciones”, en los que el grupo siempre había sido, en realidad, “una ideología, una forma de entender la vida”. Escarmentados por todos los cambios sufridos hasta llegar a ese momento, no se atrevían a considerar como definitiva a la formación con la que se grababa ese disco de verdadero auto homenaje, pero lo cierto es que sí emitían señales de cierta estabilidad.

La salida del disco en 2016 vino seguida, sin embargo, de malas noticias. Y es que de nuevo la desgracia se cebaba con el grupo canario y su entorno: a finales de diciembre de ese año Foncho fallecía finalmente tras no superar la enfermedad que le había obligado un año antes a dejar la banda que fundara con Carlos.

La rabiosa actualidad de A.S.C.O. pasa ahora por la finalización de la grabación de un nuevo disco en el estudio de David Correa de Tenerife. 10 temas con la participación de personajes de renombre como Fray, cantante de Decibelios, y para el que planean un título como “Conciencia Incendiaria”

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario JAVI
JAVI
8 noviembre, 2017 at 16:36

Salud amigos, hemos vivido mucho con los A.S.C.O. EN CONCIERTOS, ENSAYOS Y FIESTAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies