foto del grupo Agrimensor K
A los compañeros de nacionalpop por la foto
Periodos activos
1980
Procedencia
Guipúzcoa/ Guipuzkoa
Estado
Inactivo
Publicado por
Raúl Alonso
Fecha publicación
25/02/2008
Estilos
18 fans

A los 17 años de edad, cuatro amigos de un colegio jesuita de San Sebastián comienzan a dar forma a un proyecto musical en el que plasmar sus adolescentes inquietudes, siendo pronto bautizado como Agrimensor K, en honor al protagonista de la novela inconclusa de Kafka "Das Schloss" (Kurt Wolff, 1926), y dando con ello pistas inequívocas de hacia dónde iban a ir sus derroteros: asfixia y oscuridad.

Así es como Juan José Mourlanch (teclados), Nacho Goberna (guitarra y voces), Ignacio Valencia (voz y bajo; hermano, por cierto, de Irantxu Valencia, vocalista de La Buena Vida) y José Manuel Gandásegui (batería) empiezan a ensayar, decidiéndose a realizar su primera aparición pública en las mismas fiestas del colegio. Tras Los Aristogatos de Mikel Erentxun, que también estudiaba en el mismo centro, llegaría su turno: no les dejaron ni acabar.

Y no era algo de extrañar, ya que España en los inicios ochenteros musicales se mantenía todavía ajena al tétrico terreno de tinieblas y densa oscuridad que grupos como The Cure, Joy Division o Siousxie habían creado.

Tras la "exitosa" actuación de marras, Juan José Mourlanch decide abandonar la formación, pero los otros tres integrantes, lejos de arrugarse, proponen una revancha en el mismo lugar, organizando un nuevo concierto, esta vez bajo convocatoria expresa. Ello provoca que la gente que acude al evento estuviera de algún modo interesada en la nueva ola, y, más abierta de mente, pudieron mostrar su propuesta sin silbidos e improperios, si bien es cierto que fue acogida con silencio. Aún sorprendía.

A primeros de 1982 graban una maqueta compuesta por tres temas, "Principio y fin", "El extraño" y "Horizonte", y la envían al "Diario Pop" (Radio 3) del incombustible Jesús Ordovás. Sin embargo, la maqueta no tuvo mucha repercusión. Tras la indiferencia, se envía una segunda maqueta de dos temas: "Nuevas factorías" y "Resurrección", que suena lo suficiente como para que Servando Carballar, líder de Aviador Dro y de Los Iniciados que acababa de lanzar la casa discográfica DRO, se fije en ellos, proponiéndoles grabar un LP.

Sin embargo, Ignacio, Nacho y José Manuel no confían del todo en sus posibilidades y deciden centrarse en sus estudios, iniciando todos ellos la carrera de Derecho. También por aquel entonces, sacaron por radio un tema instrumental llamado "Prefacio", de casi diez minutos.

Pasado el verano, llega el momento de refrendar lo hablado con DRO, y en el humilde estudio Colores (más tarde Musitrón) en Mejorada del Campo graban ese primer LP. Pero el resultado del mismo, debido a la inexperiencia y a la carestía de medios, no es del agrado de ninguno de los componentes del grupo, por lo que se le pide a Servando su no publicación. El disco inédito contenía unas diez canciones entre las que se encontraban algunas como "Crepúsculo final", "La pira" y "El castillo", aparte de las ya mencionadas.

En octubre de 1982, sale publicado su primer sencillo, "Principio y Fin" (DRO, 1982), con dos temas, la titular y otra con el título de la novela de Kafka de la cual habían tomado prestado el nombre, en la cara B. Del single apenas se vendieron trescientas copias, lo que ahora supone que sea una codiciada pieza de coleccionista.

La timidez y falta de experiencia de los componentes quedaría más que patente durante la promoción del single, llegando a su punto más surrealista en la entrevista concedida a Paco Pérez en "El Búho Musical" (Radio Juventud):

"- Bueno, con nosotros está ahora Agrimensor K. Vosotros sois de San Sebastián, ¿verdad?
- Sí...
- Bien ¿Y es por Kafka lo de Agrimensor K.?
- Sí...
- Y este es vuestro primer single, ¿No?
- Sí...
- Bueno, pues muchas gracias al Agrimensor K., por haber estado con nosotros".

En las Navidades DRO pretende sacar un disco con motivos navideños en el que diversos grupos compusieran o arreglaran un tema para grabarlo en seis horas, forzando su ingenio. Aunque AK no tenía ninguna canción que se ajustara a lo exigido, modifican "Resurrección", y la convierten en "Resurrección blanca", creando uno de los temas más desgarradores y duros de su corta existencia, y que se incluiría en el disco "Navidades Radiactivas" (DRO, 1982), junto a canciones de otras bandas de gran renombre, como Aviador Dro, TNT, Mogollón, Seguridad Social, Derribos Arias, Glutamato Ye-yé o Siniestro Total.

También por estas fechas les surge la oportunidad de tocar en Rock-Ola (que se había abierto el año anterior) junto a Los Iniciados y Todo Todo (grupo alicantino de tecno pop que más tarde pasaría a llamarse Muzak), en lo que sería sin duda el momento más dulce de la banda.

Tan sólo un par de días después, José Manuel Gandásegui deja la formación. Para sustituir la batería, Nacho e Ignacio compran una caja de ritmos y, junto a la incorporación de un secuenciador, firman el que sería su tema más acertado: "¿Juegas al escondite?".

Ya en 1983, el dúo, lanza su segundo y último single, "¿Juegas al Escondite?" (DRO, 1983), con la ya mencionada, y "La pira", tomada del LP inédito grabado en Colores. La cifra de ventas fue incluso menor que la del anterior single.

Así que con tan solo un par de sencillos y tres conciertos, Nacho e Ignacio deciden disolver AK y empezar a dar forma a un nuevo proyecto de intenciones diferentes con el que obtendrían mayor repercusión: La Dama se Esconde.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies