foto del grupo Zonik Zinz (1973-1999)

Con sólo un EP editado en vinilo, aquel "Soccer Sucker" (Alehop!, 1995) que vio la luz cuatro años antes, Jugos Lixiviados corrían el riesgo de disolverse sin dejar más material. Conocedores (o no) de la situación un destacamento de Alehop! formado por Eva (Solex, Pretty Fuck Luck, Los Caballos de Dusseldorf), Murky (Electric Garden, Pretty Fuck Luck, Grimorio, Pantasma, Los Caballos de Dusseldorf, Patrullero Mancuso) y Guiller Momonje (Patrullero Mancuso) fueron en Semana Santa de 1998 a Pamplona a grabar parte del repertorio de los navarros.

Allí, con artes que todavía recuerdan algunos de los protagonistas (como la de Guiller de sostener un micro con una media de mujer), se grabaron cuatro temas el día 11 de abril de 1998 en Noain (Navarra): "Snail bomb", "Trouble club", "Human pedal" y "I only laugh when it hurts me".

Dos días después el grupo entra en el estudio El Perro Inglés de Aizoáin para dejar registrados: "Headache L.X.", "Broken guitar hero", "Fools" y "Rip her to shreads", versiones estas dos últimas de temas de Johny Duncan (aunque fuentes cercanas a la banda indican que ellos se fijaron en la lectura, menos vaquera, que hicieran The Only Ones) y de Blondie, respectivamente.

Unos pocos meses después, en septiembre-octubre, se grabarían "Death of a hooligan" y "Beyond the beyond" en la habitación de Mike por un lado y, la batería, en Noain.

Completado todo con un par de temas del año anterior ("King blind" grabado en The Geriatric de Pamplona y "(Gotta) Remember (a song)" registrado en la habitación de Mike) se decidió editar todo un LP.

Toda esa mezcla de emplazamientos, fechas y producciones diferentes hace que inevitablemente el disco peque de cierta dispersión. Ya el cambio sufrido en la formación que grabó el single y la que se encargó de los temas que finalmente encontraron acomodo en este disco, pudo hacer que Jugos Lixiviados suene algo diferente.

El comienzo es del sonido fantasmal de "Headache L.X.", un rock and roll hecho papilla, vampirizado, oscuro y pasado por la cadena de desgüace típica de la banda. En su manera de distorsionar, de hacer ambientes casi psychobillys a partir de bases clásicas, de llenar todo de ruido sobrealimentando amplificadores parecen seguir argumentos similares a los de Jesus and Mary Chain. Pero en ese camino hacia las suciedades de los Cramps por ejemplo, los navarros plantean todo lo que nunca se atrevieron a hacer los escoceses. Y ya puestos casi ni Pussy Galore.

Y es que Jugos Lixiviados añade cacharrismo, desestructuración total, aniquilación de letras por gemidos y chillidos animales, voces como ecos fantasmales. El ejemplo extremo es "Human pedal", en el que se oyen, como si cantos a Manitú se tratasen, los sonidos que salen de Mike tumbado en el suelo una vez que Íñigo lo va utilizando como pedal de su guitarra.

Bases como de funky para "King blind", puro jarabe de alambique del corazón pantanoso del Mississippi en  "(Gotta) Remember (a song)" que trae hasta una armónica...

En lo que bien pudiera ser una de las vertientes diferentes de Jugos Lixiviados, y entre voces distorsionadas, una guitarra de las más limpias de todo el disco emerge en "Death of a hooligan", dándole a todo un punto integral como de folk-rock americano. Como en "Beyond the beyond".

Yo destacaría los momentos logrados con las versiones. "Fools" es una pequeña maravilla. La melodía central, heredada de la lectura de The Only Ones, aguanta, como si de una llamita en el medio de la nieve se tratara, y hace un pequeño corazón de sensibilidad en la tormenta que la rodea. Es quizás lo que te hace pensar quizás, limpia de los ruidos que hay aquí, en el "Tupés en crecimiento" de Derribos Arias.

Con el tema de Blondie hacen más destrozo. Consiguen mantener la estructura principal y le van despojando de cualquier suavidad. La decoran de espinas y ruido.

La presentación interior está a la altura de lo apuntado con el single. Se añaden fotos, detalles de las diversas canciones etc... Se pierde eso sí, el logotipo de personaje enmascarado que les diseñaron desde Alehop!. Aquí está sólo la niña haciendo malabares que distinguiría al sello.

"Zonik Zinz" es una bajada a los infiernos; Jugos edita canciones que convierten a los ya mencionados Cramps, Pussy Galore o Nick Cave en propuestas totalmente mainstream, de consumo para el más común de los mortales. Es una orquesta diabólica tocando en lo que se hunde el Titanic. Sospecho que es que Jugos Lixiviados era un poco todo eso.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies