portada del disco Viento de Cara

Supersubmarina vuelven con un trabajo grabado en los meses de marzo y abril de 2014, producido por el escocés Tony Doogan, responsable de "Santacruz" (Sony, 2012) y conocido por su trabajos con Belle & Sebastian, Teenage Fanclub o Mogwai.

Presentan el disco como un álbum "más limpio y luminoso, más potente y enérgico, sin baladas". Nos econtramos con cortes con calado político como "Hasta que sangren". Un corte en el que se acercan a la épica de Vetusta Morla y a la reivindicación y crítica que estos muestran en "La Deriva" (Pequeño Salto Mortal, 2014). En ese espectro musical se mueven los de Jaén. Me gustaría creeérmelos pero no puedo. Subirse al carro de la crítica social no siempre es un buen plan.

También inciden en el aspecto social en "El mañana", un corte que trae esperanza en un futuro que terminará llegando para cambiar un presente crudo. Se acercan a los ritmos del primer LP -"De doce a doce y cuarto"- y a las melodías inmediatas pero intrascendentes, con un tratamiento de voz que recuerda a Bunbury -"Furia"-. En otros momentos hay ecos de Lori Meyers, "Algo que sirva de luz" y "Samurái". Y ese es su problema, que sus canciones siempre "recuerdan a". Falta originalidad.

"Inestable" es un tema sobre amores complejos y bipolares. ¿El estribillo? "Será por culpa de que estamos e bajón".

Supersubmarina continúan en la primera línea de ese indie mainstream de radiofórmula. Buscan la inmediatez y la encuentran.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies