Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Vengue
portada del disco Vengue

Lo primero, decir que el término mestizaje es un terreno pantanoso, ya que a muchos se les tuerce el gesto con solo escucharlo mencionar, ya que por “culpa” de Mano Negra y su excelente “Casa Babylon” (Virgin, 1994) nacieron un montón de formaciones que pretendían seguir su estela y aprovecharse de su éxito. Así, salieron un montón de sucedáneos buenrollistas.

Ojos de Brujo es otra cosa. Parten de diversos palos del flamenco (rumbas, tanguillos,…) para experimentar con todo tipo de sonidos, ya vengan de América Latina, de la India, o de la mismísima Nueva York. Esto es diferente, aquí hay calidad.

La verdad es que “Vengue” (Edel, 2000) es parecido a un diamante en bruto: se le ven buenas maneras, pero o no supieron o no pudieron sacarle todo el brillo que le podían haber sacado. El disco donde gana es en su inmediatez, gracias a que la mayoría de los temas están sacados de las jam sessions que organizaban antes de formarse como grupo, pero a los temas, por lo general, les falta una mejor producción, y las letras a veces dejan bastante que desear.

Se quieren juntar todas las ideas y gustos de todos los componentes, y resulta tarea difícil que, intentando cumplir esa premisa, se pueda hacer un disco homogéneo. En este se mezcla el flamenco con el hip-hop, funk, reggae y la música latina, y si es esta última la que prevalece, es debido a que Dani Carbonell es el que lleva la voz cantante.

A destacar, “Ná en la nevera” con un inicio que recuerda a “Andalucía y olé” de Jarcha, para seguir con un ritmo más flamenco que acelera para acabar con un hip-hop flamenquillo que acabaría siendo una de las marcas de la casa. En “Tahitá” se intuye el camino que seguirán en discos posteriores, sobre una base aflamencada se añaden elementos electrónicos, y esto se lleva un poco más allá en “Rumba Dub Style”, el mejor tema del disco, a la cual se le añade además una sección de viento.

En su momento fue una sorpresa porque eran los primeros que fusionaban estos tipos de música y a la vez sonaban bastante correctos. Lo que no se podía intuir en ese momento fue lo que llegaría después.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies