portada del disco Vacaciones en el Prat

Disco grabado en los estudios Trak en la primera quincena de septiembre de 1986. Las fotos de la portada y contraportada son obra de Patty P.Hermann, y muestran a la banda disponiéndose a “desembarcar” en una playa, con fondo de nubes y gaviotas pintadas. La imagen burlesca de estos rapados en plan playero con gafas de sol y bañadores imposibles, parece querer provocar nuestra grima, como ya ocurriera cada vez que otra banda famosa, esta de tebeo, la pandilla de rockers de Johny Rocketa decidían pasarse una tarde de playa.

Ambiente de juerga en la mayoría de las composiciones, aunque a modo de perros de presa que se revuelven para mostrar los dientes como solían, sueltan algún que otro bocado. La producción musical resulta diferente de la de trabajos anteriores. Mucha menos velocidad en el ritmo de las canciones y presencia más relevante de las secciones de metal. Prima una vena incluso entrañable a la hora de sentirse parte de un colectivo, como carne de barra de bar en “Barna 92” o en su barrio (“Mi barrio”), o en composiciones como “Que cante el Figueras”.

Comienza el disco con el tema que le da nombre. Con abundancia de metales, y una lista de ironías sobre los "encantos” del Prat de Llobregat. El aire tropical, playero, suena algo a burla. Lamentablemente resulta en un ska algo más flojo que las incursiones realizadas en trabajos anteriores.

Boina” es una adaptación muy libre del tema “Vicious” de Lou Reed de su trabajo “Transformer” (Simply Vinyl, 1972) para hacer una apología de la boina. Curiosamente, las guitarras que el americano pone en su tema resultan más chirriantes y cortantes que la adaptación de Decibelios.

La visión del grupo sobre la candidatura de Barcelona para celebrar los Juegos Olímpicos del año 1992 está en "Barna 92". Dejan bien claro, dónde se ven ellos en tan señalada fecha: en el bar y con ganas de seguir luchando. No está mal.

El amor por la  cerveza merece la dedicatoria de todo un tema en exclusividad, “Sangre dorada”, en el que además del propio título, contiene en su letra expresiones como “líquido vital”. Ritmos ska de nuevo y más menciones a la boina. Su posterior reedición en formato sencillo, para el que se utilizó el logotipo de la cerveza barcelonesa Estrella Dorada, les valió una especie de patrocinio por parte de la compañía cervecera Damm, que les brindó la oportunidad de filmar en las dependencias de una de sus fábricas el correspondiente videoclip promocional.

Para nuevas referencias a bebidas alcohólicas sólo tenemos que esperar unos temas más, hasta el corte “Mescal”, en el que Fray nos describe sus experiencias tras una borrachera con este licor. Es una canción de guitarreos poderosos que termina con ritmo y coros skins.

Aunque por lo general el tono es mucho más suave que nada de lo que la banda había publicado hasta la fecha el disco está lleno de momentos de guitarras intensas que orquestan las críticas más diversas: el negocio alrededor de la muerte (“Rock del fiambre”), la policía, con independencia del registro cromático de sus uniformes (“Al loro que vienen”), la defensa de la flota pesquera (“Flamingo I”, en el que hacen una curiosa utilización de consignas típicamente oi! “'Cos’ we fight to live / We live to fight / We don't give a shit /  What's wrong or what's right” como cantaban Blitz para indicar que “Hay que luchar…para comer / hay que comer… para luchar”) o críticas a la administración (“¡Vuelva mañana coño!”).

Ración doble” es también un buen tema. Construido sobre registros nuevos, como los de la guitarra inicial. Por el contrario quizás sea “Electroshock” el momento más reconocible de los Decibelios de antes. Auténtico ramalazo desperezándose del tono mucho más relajado y distendido del resto del álbum. Finalmente “Camaleón” suena a ajuste de cuentas con algún chivato, que a pesar de empezar a ritmo de kalinka ruso, termina derivando en un ska.

Aparentemente, “Bola extra” iba a contar con la colaboración de Ana Curra, que llegó a desplazarse a los estudios de grabación en los que trabajaba la banda. Sin embargo, por alguna razón, ésta no participó en absoluto como se había acordado.

Un disco quizás injustamente tratado, pero la variedad estilística que muestra el grupo no convenció a los seguidores de la intensidad oi! de los dos primeros discos. De hecho supone la ruptura con el sonido con el que se había consolidado la banda. La edición original de este trabajo incluía el tema “Estos macarrones aún no están hechos”, versión muy libre del “Angelitos Negros”, pero los problemas legales con los herederos de Manuel Álvarez Maciste, autor de la música del mismo, obligó a la banda, además del pago de una fuerte multa, a retirar los vinilos ya lanzados al mercado.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Angel Garcia Martinez
Angel Garcia Martinez
30 marzo, 2010 at 03:21

Por curiosidad ¿qien o que es el Figueras?

foto del usuario TGL
TGL
30 marzo, 2010 at 03:33

La verdad es que yo también me pregunto lo mismo. No lo sé.

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>