portada del disco Una de Dos

Se publica simultáneamente con su LP matriz, “Cuerpo a Cuerpo” (Ariola,1984) y es que “Una de dos” olía a éxito desde lejos, como finalmente así fue. Una perfecta muestra del Aute irónico y canalla capaz de burlarse de sí mismo y, de paso, de toda su generación, que se debatía entre amores más o menos leales y más o menos compartidos, que ponían a prueba unas ideas progresistas todavía poco claras y unos límites personales difusos. Luis Eduardo daba en la diana con la precisión del arquero preciso y atento a la realidad circundante, ley del divorcio -aprobada en 1982- incluida.

Pero si le damos la vuelta al vinilo, no salimos perdiendo. Aute nos muestra su mal disimulado sueño cinéfilo. No olvidemos que antes de grabar su primer disco ya había dirigido cortos y había sido ayudante de dirección en alguna afamada película, además de componer música para la gran pantalla. Me quedo con esa cadencia de yonqui cinematográfico que cierra cada estrofa: “más cine por favor”.

 

Compartir

1 2 3 7

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies