portada del disco Un Barco a la Deriva

Tras dos años sin catar el pastel del éxito y perdiendo caché cada día, otro hubiera tirado la toalla; sin embargo, Tony Landa es un cantante de raza y había apostado su vida a la canción en un todo o nada. A partir de este disco va a remontar su carrera. Su presencia en el Festival de Mallorca le va a sentar bien y, aunque excesivamente festivalera, “Un barco a la deriva” es una canción de calidad aceptable. Nada del otro mundo, pero un estribillo pegadizo y un aire demodé que sienta muy bien a la voz del cantor bilbaíno.

Para la cara B se emplea uno de los temas de su segundo LP: “Si te Acuerdas de Mi” (Hispavox, 1974).

Un sencillo que sonó algo más que los precedentes y que marcó un preludio de lo que sería para él un gran año.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies