Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Ultramemia
portada del disco Ultramemia

Corre 1996 y Def Con Dos goza de fama; los ecos de su anterior trabajo "Alzheimer" (DRO, 1995) siguen atronando en equipos de música de miles de jóvenes en España; por fin se había encontrado la forma de llegar a la juventud, y se había llegado a mucha gente; no sólo habían conseguido llamar la atención de los raperos (cosa que fueron desde el principio), ahora muchísimos metaleros atraídos irremediablemente por sus guitarras pesadas y su furia descontrolada repiten sus estrofas ingeniosas y con mucha  mala uva.

Estamos ante un disco que arranca con un mensaje telefónico amenazante a modo de introducción al que le sigue la canción que da título al disco, “Ultramemia” se presenta rabiosa y orwelliana, y está rematada por un vibrante solo de guitarra, grabaron la canción también en catalán, euskera y gallego. Otro mensaje da pie a “Señores”, que va del heavy más duro con baterías progresivas a cortinillas de metales swing para criticar al costumbrismo masculino de bares y machismo rancio.

Le sigue con brillantez “Que no te cojan”, que pese a ser otra canción anti sistema que incita a la rebelión adolescente, contiene matices dignos de ser admirados; como el revisionismo de las figuras históricas, el nihilismo exacerbado, y su máxima del estribillo “Piensa, y que no te cojan”; tras esto de nuevo otro mensaje, tal vez el más tonto de todos los que hay en el disco.

Más en el territorio del rap que del metal, la corrosiva “Basta de nacimientos” disecciona y critica a las parejas que tienen hijos por presión social y que luego no se preocupan por su educación; en la que quizá sea la cara más dura del grupo, frases como “mientras agonicen niños en el mundo / debería ser delito parir uno tuyo” o “¿Para qué tienen niños los irresponsables?” llamaron poderosamente la atención mediática, especialmente la de las asociaciones de padres y madres, que criticaron duramente la canción.

Después de otro corte de mensaje (sinceramente, estas tonterías sobran cuando se hacen tan repetitivas), “Doctor Tricornio” critica los métodos de la Guardia Civil con no demasiado ingenio, a pesar de no ser una de sus mejores letras, la estructura rockde la canción la hace llevadera; especialmente su sonido resquebrajado en el riff. Sigue “Ciao baby” que no tiene nada que ver con la canción de The Cult, sino con un mensaje telefónico con un ritmo de batería de fondo.

Más interesante por la fusión que intentan, “Promiscuidad” introduce pianos y un saxo titubeante; el bajo parece casi imperial y la letra fue también muy criticada por dejar entrever cierta banalización con el tema del VIH, ellos quizá en un intento de emendar esa opinión publicaron tres años después la canción “Don Condón”.

De alguna manera DCD consiguieron adelantarse, en un ejercicio de clarividencia compusieron “Trabajando para Dios”; que es una de las canciones de la crisis. Proponen volver al siglo XVII, cuando la gente no tenía para comer y la necesidad los hacía ingresar en monasterios y hacerse religiosos con tal de poder comer tres veces al día. Sin pelos en la lengua proponen hacernos sacerdotes y poder vivir sin paro: “Si no quieres seguir parado / aprende a ganarte la vida rezando”, dicen con mucha sorna. Continúan los dardos con “A.M.V. (Agrupación de Mujeres Violentas)”, con la que critican las actitudes de la lucha de sexos, tanto las especialmente conservadoras y la educación que pretenden dar a las mujeres jóvenes como al feminismo exaltado.

Menos yo” es una canción extraña que ridiculiza las actitudes típicas del velatorio, las maneras son puramente metaleras. Sin embargo recargan de samples “Quemé el Liceo”, para rapear sobre el hermetismo del mundo lírico; debido a la utilización de la actualidad para sacar sus canciones DCD se han ganado fama de subversivos; pero consiguieron también que mucha gente escuchara este tema, y se ha convertido en otro de sus clásicos.

Cierra “Tus monsergas” que no deja de ser el típico tema de crítica a la clase política, se ayudan de un sonido contundente y guitarras metalúrgicas.

El disco es ciertamente menos divertido que el anterior con el que tocaron su techo creativo, utilizan su ingenio para hacer crítica social y la apuesta no les salió mal porque las ventas fueron buenas y sus directos multitudinarios. Dos años después llegaría "De Poca Madre" (DRO, 1998) en el que se empezaron a notar signos de cansancio.

Compartir

1 2

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Jousorio
Jousorio
16 agosto, 2012 at 11:15

El título es erróneo. Es “Ultramemia”.

Un saludo!

foto del usuario Fernando Fernández Rego
Fernando Fernández Rego
16 agosto, 2012 at 12:31

Arreglado. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies