portada del disco Último Grito / Tuve Una Novia Psicodélica

Primera publicación en vinilo de Kamenbert, bajo el sello DNI de Jesús Pedro de la Rosa Kirkpatrick (sobrino de Javier de la Rosa, el del grupo KIO) y con la ayuda de Ernest Casals (a la sazón mánager de la banda mod Telegrama). Los dos temas del sencillo se graban en mayo de 1983 en los estudios Gema I, preparando una carátula que recoge dos retratos del grupo al estilo de los cómics, realizado por el ilustrador Montesol.

La formación en ese momento es la inicial, compuesta por Manolo Crespo (voz), los hermanos Xavi y Robert Pujadas (bajo y batería respectivamente), Dani Preñafeta Egger (guitarra rítmica) y Carlo Calderano (guitarra solista y voces) La composición está a cargo de Manolo y Xavi.

La cara A incluye la canción "Último Grito" mientras que la cara B es para "Tuve una novia psicodélica". El año de experiencia del grupo se va notando y el resultado es más que satisfactorio. Letras más trabajadas, haciendo gala de un toque de sarcasmo y crítica al establishment musical de la época. Concretamente, tal y como se explica en el libro “Ahora! No Mañana: Los Mods en la Nueva Ola Española (1979-1985)” (2008) de Pablo Martínez Vaquero, la canción iba destinada al fanzine “Último Grito” barcelonés, orientado a la new wave y de prestigio equiparable a la acidez de sus críticas. La letra de la canción versa sobre el interés del grupo en ser una estrella de la música consiguiendo publicar el último grito. El parangón del triunfo lo equiparan a Alaska y a salir en muchos medios, pero no lo consiguen por los redactores que no les tratan como merecieran… Como bien reconocen algunos de los mods contemporáneos, incluido Ricky Gil, líder de Brighton 64 en el programa “El Sotano” de Radio 3, por esa época "Kamenbert era el grupo que mejor sonaba".

Por su parte "Tuve una novia psicodélica" da un toque cómico y pop simultáneamente al tratar un desengaño amoroso con la susodicha novia. Como anécdota, mencionaré que me resulta curioso -y gracioso- la cantidad de veces en las que en canciones de los 80 se mencionaban centros comerciales e hipermercados: hipermercados (donde el terror imperó según Radio Futura), galerías (donde según Evaristo de La Polla Records había moda punk)... Parece que la expansión de estos nuevos establecimientos comerciales en España los hacía atractivos incluso para la vanguardia cultural de esos tiempos. Pues bien, aquí El Corte Inglés es donde se produce el primer encuentro amoroso. Parece que el tema no funcionó, y el descubrimiento de la realidad de la moza y el final de la relación es narrado a ritmo contundente incluyendo, como en la anterior canción, una sección rítmica de innegable calidad.

Un sencillo correcto que bebe de las primeras influencias new wave del grupo aunque comienzan a apreciarse las influencias soul que poco a poco evolucionaron. No tuvo mucha repercusión en su momento por lo escaso de su promoción.

Compartir

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *