portada del disco Tu Hoguera Está Ardiendo

El debut de Klaus & Kinski sorprendió a todos. A pesar de que llevaban tres años en activo, poco se había oído hablar de ellos más allá de los concursos de maquetas. Jabalina, discográfica madrileña que ha descubierto a gran número de grupos de la escena española, fue la encargada de editar este "Tu Hoguera Está Ardiendo" (Jabalina, 2008), que fue incluido entre lo mejor del año en muchas de las publicaciones más relevantes del país -en Jenesaispop, por ejemplo, quedó en segundo lugar, tan sólo superado por una obra maestra de la talla de "Third" (Island, 2008), de Portishead-.

Lo primero que llamó la atención fue la inclusión de un bolero entre tanta canción de espíritu noventas, pero Alejandro ha repetido en muchas ocasiones que considera pop a todos los estilos populares, al folklore, y que entiende que son más cercanos a un grupo de Murcia estilos como el pasodoble (género que ya abordó con anterioridad y maestría otro murciano, Parade), o el bolero, que el rock anglosajón, la americana, o el country, estilos culturalmente alejadísimos de España. Aun así, este bolero, "Mengele y el amor", fue una de las sopresas de un disco repleto de detalles y recovecos y canciones con mayúsculas.

El disco se abre con la línea de bajo de "El Cristo del Perdón", en el que se vislumbran algunos de los asuntos que tratan en sus canciones: la angustia ante la vida moderna, el sistema económico (sí, un grupo indie hablando de capitalismo y comunismo sin que quede ridículo), las referencias religiosas y los juegos de palabras llenos de ingenio. La voz de Marina, dulce, transmite desde el minuto uno una mezcla de melancolía y dejadez totalmente buscada. El shoegaze y el dream pop siguen presentes en gran parte del disco, que aunque por momentos pueda sonar un poco plano, se mantiene perfectamente por la calidad de las canciones.

Así, nos encontramos temazos como "Crucifixión, la solución" o "Nunca estás a la altura", que suenan a pop ruidoso de finales de los 80 y principios de los 90. Algunos temas un poco más flojos siguen este camino, como el medio tiempo "Lo que no cura mata" o "Ronnie O'Sullivan", que musicalmente respiran Los Planetas por los cuatro costados. Sin embargo, no todo es melancolía y distorsión triste, y hay espacio para temas bastante movidos, como la divertida "Rockanrolear" o los ritmos programados de "Muerte en Plasencia".

Otra de sus especialidades, que perfeccionarán en el futuro, son las baladas y las canciones lentas, como la bonita "Autovía de Albacete", una canción acústica y algo paródica, una historia de amor con un camión por en medio, que está presentada sin una pizca de ironía, dejando al oyente que interprete lo que le venga en gana.

La calidad del disco es incontestable, pero es cierto que cuando más aciertan es cuando se alejan del pop convencional y del indie de libro, donde podríamos meter el ya citado "Mengele y el amor", un bolero clásico de letra perturbadora que mezcla la sangre, la muerte y las reminiscencias nazis de su título para obtener un resultado que pone los pelos de punta. El country viene de la mano de una sus mejores canciones, "Flash-back al revés", un ritmo marchoso de esos que se pueden escuchar en bucle.

Personalmente, considero que "Tu Hoguera Está Ardiendo" es muy buen disco, pero mirado con perspectiva quizá estuvo sobrevalorado en su momento, pues Klaus & Kinski siguen demostrando con el paso del tiempo que sus límites son más amplios, y que lo que tienen que ofrecer es mucho más que esto.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Cm
Cm
18 marzo, 2017 at 17:54

No sé qué tuvo de sobrevalorado este pedazo de LP… Es obvio que no es una obra maestra pero contiene grandes canciones.

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *