portada del disco Tú en tu casa nosotros en la hoguera

Es realmente complicado encontrar un disco de debut de tres chavales casi recién llegado a Madrid de un pueblo de Extremadura que tenga este nivel. Si bien es cierto que la producción dejó mucho, muchísimo que desear, la premisa era romper con algunos de los clichés del rock urbano español.

Abriendo el disco tenemos "La hoguera", en cuyo estribillo nos encontramos con el título del disco; la canción toca uno de los temas recurrentes del grupo como es la libertad personal, el vivir al margen y el desafiar lo establecido. "Y tú que te preocupas por culpa del futuro, cuando ya no te quede será cuando te enteres".

Puestos a declarar intenciones, el grupo lo hace poniendo las cartas sobre la mesa desde primera hora, en "Extremaydura" destilan un humor ácido que poca gente entendió, criticando la situación de olvido y desamparo que vive su tierra; lejos del glamour de las zonas costeras, lejos de la industrialización de la capital, anclada en la agricultura, en los pantanos (obras de infraestructura de la época del franquismo), y cuyos dirigentes han convertido en un refugio de centrales nucleares. Esta canción les traería problemas, las autoridades no entendieron el mensaje y les tuvieron vetados en muchos sitios de la región, además de retirarles cualquier tipo de apoyo institucional que cualquier banda agradece en sus inicios.

Tras una correcta "Romperás" a medio tiempo en la que podemos disfrutar de un riff bastante agradable y una "Amor castúo" donde Robe se muestras hastiado y sin ganas de levantar los brazos, nos encontramos con "Decidí", una canción redonda, con un rock muy sincero y muy susceptible a variaciones rítmicas y técnicas (algo que se ha visto en algún directo), curiosamente ese "Va a subir la marea" del inicio se ha convertido en una de las frases tótem para los fans.

Seguidamente "Jesucristo García" entre penumbras va arrancando contando una biografía del propio Robe, hablando del infierno de las drogas: "Por conocer a cuantos se margina / Un día me vi metido en la heroína / Aún hubo más, menuda pesadilla / Crucificado a base de pastillas"; sus problemas con la autoridad en su vida anterior, como cuando ayudaba a su padre en un taller de chapa: "Soy Evaristo, el rey de la baraja / Vivo entre rejas, antes era chapista / Los mercaderes ocuparon mi templo / Y me aplicaron ley antiterrorista"; los problemas de Robe con los cuerpos de seguridad del estado, son una constante en las letras del grupo, la canción también suelta un grito amargado en forma de pregunta retórica, en la búsqueda de la identidad personal y de tu propio sitio en el mundo: "¿Cuánto más necesito para ser Dios? / ¿Cuánto más necesito convencer?". De alguna manera la canción más personal de Robe se convirtió con el paso del tiempo en el tema imprescindible para los fans.

Continúa el disco con "Emparedado" que con algún acorde de flamenco pasa a fases más rockeras, para cerrar con "Arrebato" en la que guitarras más heavys cuentan la historia mil veces oída pero nunca repetida de una historia de amor que se acaba.

Debido a los problemas de la banda con su primera casa de discos, el grupo no pudo editar de forma eficiente su trabajo. Cinco años después de la publicación de ese debut, y ya en la nómina de DRO, el grupo reedita su primer trabajo al que le añaden algunas canciones (y suprimen otras, como es el caso de "Amor castúo") y renombran con el nombre de la maqueta en la que se basaron para publicar el primer LP, "Rock Transgresivo"; remasterizan el material y lo vuelven a sacar, el resultado mejora bastante y es más potable. Así pues, el primer disco de Extremoduro se ha publicado dos veces. Siendo esta última la más accesible a todos los niveles.

Como novedades la inclusión de tres temas de corte intimista: "Adiós abanico, que llegó el aire", "Te juzgarán sólo por tus errores (yo no)", y "Caballero Andante (no me dejes asíii)", donde destaca principalmente el protagonismo de la guitarra acústica, casi como se quisieran presentar tal y como fueron concebidas. La portada incluída aquí pertenece a la reedición de DRO de 1994, baste decir que ni siquiera la página web oficial del grupo tiene esa portada original colgada, así estaría la cosa.

En conclusión tenemos un disco aún inmaduro en algunos aspectos (es un debut), técnicamente no muy cuidado, pero que tiene su punto, y en el que han cristalizado algunos clásicos de la banda, y algún clásico del rock español.

Compartir

1 2

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Luis
Luis
13 abril, 2011 at 00:16

las canciones son demasiado buenas para la mierda de produccion que tuvieron , una lastima ya que un disco con Jesucristo Garcia , Romperas , En la Hoguera , Decidi , Emparedado o la gamberra Extremaydura deberia ser un clasico de la musica española .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies