Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Topolino
portada del disco Topolino

Cinco minutos treinta y tres segundos. Eso es justo la duración de estas tres canciones que conforman la segunda grabación del dúo Niza. "Topolino" (Elefant, 2000) parece grabado por otro grupo. Con la escena del nuevo pop español (y en español) languideciendo apenas dos años después de su explosión, cada cual se reciclaba como podía: los fanzineros en periodistas más o menos serios, el público desapareciendo en masa para dejar paso a los siguientes “modernos de turno” (cada vez más arcaicos y pasados en su modernidad de baratijo) y los músicos en músicos más serios o en teleoperadores.

Niza optó por lo primero. Más ansiosos de reconocimiento que de la búsqueda fácil de público copiando los patrones de otros por la que habían optado en su debut, aquí se amplían las miras y ya desde la portada se busca una cierta “calidad” y “elegancia”. El diseño de Gregorio Soria con aires inequívocamente retro es un bonito y minimalista dibujo de una chica que nos remite a “Dos en la Carretera” (1967) de Stanley Donen o a “Desayuno con Diamantes” (1961) de Blake Edwards. O a… la ciudad francesa de Niza.

El disco se abre con la bella “Por las tardes”. Silvia metida en la piel de Claudine Longuet (tanto se lo repitieron que acabó transfigurada en ella, o casi) apenas susurra esta pequeña historia de desamor adolescente, de cafés y de discos de Jobim. Más tarde la recuperarían en una versión diferente y peor para su debut de larga duración. “Por la noche” es la que podría tener relación con su primer EP. El ritmo trotón de la batería, las referencias mucho más que evidentes, literales a “Viaje a los sueños polares” y a “Como un aviador” de Family, y el aire desenfadado del tema, aún remite a un pasado que no volverá a acercarse a la obra del grupo.

Sin duda la joya del corto es la minimalista “Ensayo nº 3”, en la que Silvia canta de forma gatuna como la otra de sus referentes, repetida una y mil veces, Jeanette. Su minuto escaso impregnado por un chelo doloroso es de enfermiza belleza. Sólo ella justifica la adquisición de este disco.

Por desgracia tampoco será esta la senda que buscará la banda en su siguiente paso “Canciones de Temporada” (Elefant, 2002), demasiado encajonado en la imagen de cómo querían que fuese la banda y su disco que en hacer el disco en sí. Pero eso pertenece a otro momento. "Topolino" se erige como la grabación más compensada y completa de Niza en sus escasos e intensos cinco minutos.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies