portada del disco Tomando Tierra

La banda mantiene el ritmo y lanza su tercer largo en tres años, en esta ocasión Servando Carballar de Aviador Dro se encarga de la producción. Se trata sin duda de su disco más ambicioso, la inversión de la compañía es mucho mayor y todo esto repercute en un sonido más limpio. Los ritmos acústicos ganan protagonismo, pero los esquemas del grupo continúan siendo los mismos.

Suena "Lejos del mar" y la melancolía sobrevuela océanos desiertos para hacernos ver que la distancia es algo infranqueable. Aires acústicos fluyen con suavidad entre las olas y los coros susurrados por Miguel Costas, "y te espero lejos del mar / y te espero lejos del mar". En "No estaría mal" se lamentan de su mala suerte en el amor y piden un poco de suerte mientras buscan calor entre la multitud.

Los ritmos acústicos vuelven con "Te echo de menos", aires sureños que vienen cargados de brillantes arreglos de cuerda y un órgano muy efectivo. "Horóscopo" es un corte flojo de bubble gum infantiloide con voz desafinada que si por algo llama la atención es por esa melodía silbada que penetra una y otra vez hasta el fondo de nuestro cerebro.

"Tú al monte, yo al mar" trae coros playeros y aires sesenteros que recuerdan a una banda americana de la Costa Oeste, para cambiar de tercio en "Estás conmigo", Miguel Costas toma la voz cantante en este corte acelerado, el más cercano a Siniestro Total, que queda bendecido con esos coros tiernos y desafinados a partes iguales.

"Soy un bollito" es un medio tiempo un tanto naíf con arreglos espontáneos y una letra que en esta ocasión peca de demasiado simple: "yo siempre un bollo quiero ser / llevar un peinado de alucinar / cientos de colores para combinar / un montón de guaperas a mi alrededor / y bailar con ellos una canción".

Con "Alicia" elevan de nuevo el listón, la sencillez en esta ocasión da sus frutos en su peculiar viaje al país de las maravillas, todo cambia de tamaño y de color entre miles de relojes que marcan las horas al ritmo de dulces coros multicolor. "Yo soy yo" pone de manifiesto que la presencia de Miguel Costas dota a las canciones de un brillo especial, su voz es capaz de transmitir emociones con una facilidad pasmosa. Una demostración de suficiencia en toda regla, "No, yo no soy lo que eres tú / yo soy yo y que no se hable más".

Cierra "Con premeditación", pop azucarado que trae aires de fiesta entre coros luminosos y un órgano juguetón.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Aerolíneas Federales – Tomando Tierra (1988) | Ciclotimia Zondica

[…] Fernando Fernández Rego en LaFonoteca.net / […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies