Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Todos los Hombres son Iguales
portada del disco Todos los Hombres son Iguales

Si “Tormenta a las Diez” (WEA, 1984) se había salvado gracias a las muy buenas ventas de sus singles y había presentado a Objetivo Birmania como un original grupo comercial, éste no funcionó en ningún aspecto. El grupo ya no presentaba ninguna novedad de estilo y, además, este segundo long play carece de canciones con ese tirón que hace que el público se fije en ellas a la primera escucha. De hecho, a la vista de cómo había funcionado el disco, el sello WEA va a terminar por cancelar el contrato con el grupo, aunque en ese asunto no solo las pobres ventas influyeron.

El grupo ha logrado una cohesión derivada de la cantidad de galas en las que han tocado juntos en directo y los instrumentistas se han convertido en músicos competentes. Por su parte, la parte vocal ya no se basa en una buena voz principal y un dúo haciendo coros despendolados, sino que ahora aparecen armonías trabajadas, aunque Las Birmettes parecen, por eso mismo, perdido buena parte de su gracia primitiva.

Los temas están impecablemente arreglados, aunque siguen basándose en un ritmo de maquinaria compleja y melodías de escaso recorrido que no se pegan al oído. Si en el anterior LP hay al menos media docena de canciones destacables, en “Todos los Hombres son Iguales” (WEA, 1985) hay que aumentar los aumentos de la particular lupa para encontrar alguna que poder comentar en términos elogiosos. “¿Quién mató al sheriff” es una versión mediana de “I shot the sheriff” de Bob Marley. La canción más conocida fue la discotequera “Baila para mí”, con secuenciador y varios sintetizadores apoyando la voz de Yolanda, aquí con escasa ayuda de sus compañeros, que intentan a toda costa convencernos de que estamos escuchando un cha cha cha. Bueno, si ellas lo dicen… También podemos citar “Titubeo”, que, al menos, escapa de la rutina y atonía general del disco, o el descacharrante, se mire por donde se mire: "Tomando el sol", una especie de ironía sobre las canciones veraniegas.

Hay que llamar la atención sobre la portada, de la que ha desaparecido todo vestigio masculino, a pesar de que Objetivo Birmania por esas fechas tenía tres mujeres y cuatro hombres en su formación. Los chicos aparecen retratados, no obstante en la contraportada. En fin. Las chicas con las chicas, los chicos con los chicos.

Un LP que supuso un pinchazo para un grupo que era todo un espectáculo en directo, pero que no acababa de conseguir plasmar en vinilo ese colorido, lujo y originalidad de su puesta en escena, que hicieron de Objetivo Birmania uno de los artistas más cotizados y contratados en los veranos que mediaron entre 1984 y 1986.

Compartir

1 2

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Jesús María Rey
Jesús María Rey
28 julio, 2011 at 01:46

Simplemente comentarte que al dar la vuelta a la portada (la llamada contraportada) salen en una foto del mismo tamaño los 4 componentes masculinos. Aqui la puedes ver:

http://www.todocoleccion.net/objetivo-birmania-todos-hombres-son-iguales~x11369909#sobre_el_lote

foto del usuario Julián Molero
Julián Molero
28 julio, 2011 at 07:52

Gracias por tus apreciaciones sobre este disco y otros de Objetivo Birmania. Paso a incorporararlas a los comentaros.Pienso que OB es hoy un grupo cuyo recuerdo anda un tanto devaluado, pero me parece que dejaron un legado interesante y digno de mayor atención

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies