portada del disco The Final Concert

El 31 de octubre de 2009 Los Jets, continuadores de la carrera de aquellos legendarios Los 4 Jets, uno de los primeros conjuntos madrileños, cerraban su carrera en directo con un memorable concierto en el Palacio de Congresos de Madrid. El CD trasluce que la emoción de la despedida está por encima de cualquier otro aspecto, lo que no quiere decir, ni mucho menos, que este disco no contenga interpretaciones de una relevante calidad.

Eduardo Bartrina, hilo conductor y piloto de estos particulares Jets, va presentando desde detrás de sus históricos tambores los títulos elegidos para este concierto final, cuya grabación sale en estos días a la venta. Precisamente, lo único que echamos de menos es el no haber incluido ninguno de los temas que él mismo compuso para el grupo. Homenajes a sí mismos y homenajes a los grandes del rock instrumental. Suenan The Shadows, en “Apache”, y “Guitar Tango”, The Ventures en “Ram-Bunk-Shack, The Spotnicks en “Amapola”, Booker T & MGs en “The time is tight”. Pero si tengo que quedarme con algo, me decanto por lo nuestro. Los Jets no van a olvidarse de Los Pekenikes y sus “Sombras y rejas” o de Los Relámpagos en “El arlequín de Toledo”. Evidentemente también guardaron un recuerdo para sus iniciales Los 4 Jets (desgraciadamente dos de ellos ya fallecidos), con “Guitarra enamorada”, “Luna” y su tema más recordado: “Zorongo”.

Fin de fiesta clásico con versiones sui generis de dos clásicos populares: “El Cascanueces” y “El vuelo del moscardón”. Brian -Licorice- Locking, ex bajista y armónica de The Shadows, que en muchas otras ocasiones ha colaborado con el grupo, fue la única estrella invitada. En esta ocasión no pudo sustraerse a interpretar entre otras “Nivram”, el viejo hit de su grupo, con solo de bajo incluido. Los Jets de esta última entrega fueron, además de Eduardo; Antonio Reyes (bajo) Germán Villanueva (guitarra rítmica), Michel Martínez (guitarra de punteo) y Javier Honrubia (teclados).

Una velada emotiva en plena consonancia con su público, como no podía ser de otro modo para la ocasión. Cuando Los Jets me hicieron llegar esta grabación, les di las gracias por su envío porque uno es persona educada, pero sobre todo les di las gracias por haber mantenido viva contra viento y marea la llama del rock instrumental en España. Y esto no lo hice por educación, sino por ese estricto principio de la justicia que dice: “Dar a cada uno lo que se merece”. Y Los Jets se lo merecen.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies