Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Techarí
portada del disco Techarí

Quizás lo más difícil es encontrar un sonido propio y fácilmente identificable a la primera por el oyente, y esto Ojos de Brujo ya lo consiguieron encontrar en “Barí” (La Fábrica de Colores, 2002). Partiendo de esa base en “Techarí” (Diquela, 2006), aparte de afianzar su propio estilo, avanzan un paso más; este disco es otra vuelta de tuerca. Sus ojos y oídos se posan en sonidos hindúes, así como en el funk y el reggae.

Comparado con su anterior disco supone una ligera decepción. Aquí faltan canciones que impacten de primera como fueron "Tahitá” o  “Zambra”, por poner un ejemplo, y encima que esa inclusión de los sonidos mencionados en el párrafo anterior no dominen en la globalidad del disco tampoco ayuda. Otra de las cosas que sorprenden, en lo malo, es la elección de algunos de los singles. De hecho es bastante extraño que “Sultanas de merkaillo” o “Silencio” lo fuesen, ya que no son ni de lejos las canciones más destacadas. De hecho, junto a “El confort no reconforta”, hip-hop sin magia ninguna, “Tanguillos marineros” con la colaboración de Martirio, que tampoco aporta nada nuevo, y “Piedras vs. tanques”, una rumba con influencias metaleras, conforman lo más flojito del mismo.

En lo positivo, sin embargo, están “Color”, canción que da inicio al disco en una mezcla de bulería con base funky; las canciones donde se dejan llevar por los sonidos hindúes como son “Todo tiende”, con la colaboración de Cyber de Asian Dub Foundation, “Runalí” o “Feedback”, con colaboración de Nitin Sawhney, y las que se imbuyen en los sonidos jamaicanos, como “Corre Lola Corre” o “Respira”, así como el cierre con la preciosa “Nana”, con la guitarra de Pepe Habichuela.

Lo cierto es que si hay algo de lo que nunca se les podrá tachar es de inmovilistas, porque hay que tener en cuenta que sin “Vengue” (Edel 1999) no existiría “Barí”, y que sin este no existiría “Techarí”. Son discos que parten del anterior para intentar evolucionar; podrá salir bien o mal, pero siempre intentan incorporar nuevos elementos a su sonido, por lo que siempre habrá que estar atentos a ellos, ya que uno se puede esperar que suelten otro fogonazo de gran calidad en cualquier momento.

El disco cuenta con un CD-ROMcon cuatro vídeos, amén de una edición especial en libro-disco de 60 páginas.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies