portada del disco Tara Motor Hembra

“Sintética” (Recordings From The Other Side, 2008) supuso un paso adelante muy importante para la banda de Leo Mateos. Su buena acogida tanto por la prensa como por el público colocan a Nudozurdo en la primera línea del rock independiente nacional. La esperada continuación del disco, "Tara Motor Hembra" (Everlasting, 2011), llega tras la incorporación de Josechu Gómez, experimentado batería procedente de los extintos Zoo. Junto a él, se meten de nuevo en el estudio para dar forma a las diez canciones que conforman el disco, grabado entre octubre y noviembre de 2010 en los estudios Brazil, y mezclado el mes siguiente por Greg Calbi en Sterling Sound NY.

Un disco grabado con mesura, planificando cada paso y con todos los miembros aportando ideas y desarrollos. La idea de la destrucción dirigida hacia la construcción, de la creación como cura y redención, sigue siendo el motor principal de sus composiciones. Leo comentaba en una entrevista en Jenesaispop que tras ese trasfondo oscuro brilla el sol del mediodía: “No creo que sean pesimistas los discos de Nudozurdo. Son altamente optimistas, mucha gente pensará que estoy de coña, pero lo digo en serio. Son una manera de enfrentarse a las cosas, de puntos de encuentro con otra gente, reales, y eso me hace sentir bien. Tengo la sensación de haber compartido con alguien algo profundo, no sé si me explico. Hace poco me leí un libro de Primo Levi, que era devastador, pero al leerlo me encuentro con cosas parecidas a las que siento y eso me reconforta”.

Golden gotelé” genera una atmósfera enrarecida bañada por líneas de luz y suaves coros. En “Prometo hacerte daño” se dejan llevar por aires más siniestros y consiguen que la pulsión, la intensidad y la ansiedad se fundan en negro rodeadas de rabia y electricidad… “Si el amor no consigue / lo que ha conseguido el miedo / no esperes que sonría / prometo hacerte daño”. “No me toquéis” mezcla nostalgia y alienación con una melodía redentora que se cuela hasta lo más profundo y “Prueba / error” -elegida como single- es una espiral de ruido con trasfondo pop, un ejercicio de ruidismo que no pierde de vista la melodía… “Y si no quieres saber / lo que he estado haciendo / y si no quieres saber / con quien me he estado viendo / por qué hay chicas desnudas / que están sangrando por dentro”.

Cortes como “Láser love” -un medio tiempo más pausado e íntimo en el que unas cuerdas cristalinas dirigen la acción- ponen de manifiesto la evolución de la banda y sobre todo su capacidad para reinventarse y dejar a un lado la repetición. Es necesario destacar “Mensajes muertos” -letanía hipnótica con unos arreglos realmente brillantes- el atrevimiento y la valentía de “Sueño demo”, con ecos siniestros y espaciales, y la emotividad envolvente de “Dosis modernas” -“Si mi mente destruye todo lo que deseo / si en tus labios siempre hay algo mucho mejor… Sube mi amor, a mi cerebro”. Cierra “El diablo fue bueno conmigo”, corte que cuenta con la colaboración de las hermanas de Leo que cantan a la vez -sus voces están empastadas, hay una que está por encima de la otra-.

Sin duda, uno de los discos del año.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies