Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Taquicardia
portada del disco Taquicardia

Antes de la grabación de "El Eslabón Perdido" (Guimbarda, 1980) las Vainica Doble ya habían rumiado la idea de elaborar un doble LP, en aquel caso conceptual sobre el ecologismo. Por lo cual cuando Mario Pacheco, creador del sello discográfico Nuevos Medios al que conocían de ser de la misma cuadrilla que Iván Zulueta, les ofrece grabar un disco doble no se lo piensan mucho antes de aceptar. "Taquicardia" es un trabajo ambicioso que presenta el lado más experimental de las Vainica. Es un álbum más maduro, sin que esto suene malo, sino que ofrece una mirada introspectiva y femenina sobre la edad adulta. Nos cuentan los miedos a los que te enfrentas cuando eres madre, a la soledad del hogar ante la indiferencia, a la negación ante una relación ya rota o el deseo por lo prohibido. Esa madurez que ellas mismas cantan en el tema "No lo pienses más" ("No lo pienses más / No lo dudes más / Tira enseguida los cuentos de hadas / Que en esta vida no te sirven para nada / Y te hacen mal").

Grabado en Madrid, en los estudios Trak, durante los meses de abril y mayo de 1984 el LP cuenta con la producción de Mario Pacheco y los arreglos musicales de Ángel Muñoz Alonso, el Reverendo, cuya labor hay que destacar, ya que consigue que las armonías vocales de las Vainica brillen más que nunca. El grupo de acompañamiento fue el compuesto por Ángel Muñoz Alonso (teclados y guitarra eléctrica), Fernando Palacios (guitarra), Pedro Esteban (percusión), Álvaro de Cárdenas (bajo), Pablo Muzquiz (contrabajo), José Ramón Company, Pedro Moreno y Celso Velasco (batería) y Antonio Vega (guitarra eléctrica). El diseño de carpeta es obra del hijo de Gloria, Ignacio de Cárdenas.

Y el inicio de "Taquicardia" no puede ser más abrumador con dos minutos de una belleza extraordinaria como es "El niño inseminado". Una bonita melodía con piano y flauta para una historia desasosegante ("Procura parecerte a mi marido, que él te dará su nombre y su apellido"). Esa mirada maternal a la incertidumbre del futuro de un neonato volverá a aparecer en "Nana a una estrella recién nacida" que con un aire jazzístico advierte al retoño de los peligros del universo.

"El niño inseminado" era un corte rescatado de la serie de televisión "Cuentos Imposibles" (RTVE) que tenía un común denominador en sus capítulos y era que se ceñían a la realidad actual de la vida española, sin la menor pretensión de dar moraleja. Los otros dos temas extraídos de ese programa son "Darío el gigante" que nos cuenta la historia de un hombre introvertido que quiere pasar inadvertido, pero es imposible debido a su gran estatura ("Quiere evaporarse en agua de lluvia / convertirse en río")-; y "La mona coqueta" que tirando de la prosopopeya cuenta la historia de una mona ambiciosa que acaba con número propio en el zoo para que al final se dé cuenta de que todos se ríen de ella.

Al igual que en "Heliotropo" (Ariola, 1973) las Vainica introducen dos interludios instrumentales llamados "A veces" y "A la manera de…", y es que las Vainica eran muy defensoras de su música por encima de sus letras, ya que todo el mundo valoraba muy bien su lírica pero no tanto su instrumentación.

"Mi alumno" es un tema escrito por El Gran Wyoming (Paracelso) que inicialmente iba a ser un dueto, pero como no pudo acudir el día de la grabación se desechó la idea. Narra la historia del deseo de una mujer madura por su alumno de piano. Y es que esa figura de la pasión y de la atracción por lo prohibido se repetirá varias veces en el álbum. En "Un siseñor con patas verdes" se aborda desde un amor imposible con un hombre casado, y en "Yo le imagino" –coescrita con Luis de Cárdenas- desde la visión de una ama de casa insatisfecha deseosa de la aparición de un amante imaginario.

Esa infelicidad conyugal se sublima en el tema "Cero a la izquierda" donde el marido trata a la mujer como un mueble más de la casa. Esa impotencia por variar el curso de los acontecimientos también se ve reflejado en "Pasos en falso" donde a pesar de ver un halo de esperanza, la relación está totalmente rota ("Pretendiendo conservarte / fabrico trampas, señuelos / que no logran atraparte"). Este tema es uno de los cortes más desconocidos y reivindicables del cancionero vainiquero. Las Vainica dejan claro que una pasión extrema nunca es sana, ahí tenemos "Tu mirada", pero como contraposición hielan con la promesa de fidelidad hasta la muerte que hacen en "Sígueme".

"La funcionaria", donde destacan sus maravillosos arreglos, cuenta lo agobiante y odioso que puede llegar a ser un trabajo monótono y como vuela nuestra imaginación mientras pasamos las horas muertas sentados trabajando. Una claustrofobia sobre todo para ellas que en todo su cancionero proclaman un espacio para la imaginación y el divertimento. El álbum se cierra con la homónima "Taquicardia" interpretada y arreglada por Luis Pastor, Pablo Guerrero, Javier Bergia, J.A. Arteche y Antonio Resines (Almas Humildes). Que si bien no es lo mejor del disco, es un bonito modo para acabar el álbum.

Como curiosidad la reedición en CD tiene ligeras modificaciones respecto al vinilo como la eliminación de un tema instrumental y algunos temas sufrieron recortes en su minutaje.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies