portada del disco Taka Takata

Una rumba de libro con rasgueo de guitarra rítmica, una percusión en segundo plano, coros, palmas y jaleo constituye el santo y seña de este compositor y cantante. En la línea del más alegre Peret. La ocurrencia no pasará a los anales de la música española, pero vendió discos a espuertas en España y el extranjero, donde fue disco de oro de los de verdad, no de esos que se dan por cualquier cosa. Su “pum catapum pum pum” y su “taka takata ta” es literatura suficientemente especificativa para comprender de qué va la cosa.

En la cara B, nueva ración de olé, torero, vino, guitarra y flamenco, tan del agrado de turistas nórdicos en su desparrame estival. Tópicos a manta en un claro exponente de ese verbo llamado españolear, lanzado por el extinto Ministerio de Información y Turismo del inefable Manuel Fraga Iribarne.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies