portada del disco Spanish Diarrea

Portada con una moneda de la época de la peseta con la efigie de Francisco Franco derramando lágrima de sangre, a tono con un par de las canciones incluidas en el disco: la que da título al disco y la que toman prestada del repertorio de Escorbuto Crónico, “En el nombre de España”. No es la única que se versiona del proyecto previo (o paralelo como ocurrió en los principios); la otra es “Son la cagada”. A mi juicio, todas las versiones que acomete Guerrilla Urbana de la banda hermana en sus diferentes discos están siempre entre lo mejor de cada uno de ellos.

La hoja interior de la versión en CD contiene información acerca del equipo e instrumentación que utilizó la banda en la grabación realizada en los estudios Multitrack de Santa Cruz Tenerife, donde trabajó con Kaki Arkarazo (Kortatu, Negu Gorriak), desplazado para la ocasión desde el País Vasco para producir el disco de los canarios. En la parte posterior, junto a los agradecimientos, un dibujo caricatura de la formación.

En esta ocasión, a falta de las letras, fundamentales en un grupo como Guerrilla Urbana, lo que se incluye es una especie de comic acerca de cada canción, así como una serie de comentarios de Zurda acerca de cada una de las canciones. Resultan de lo más pertinentes, como en el caso de “Sabancerdos”, probablemente una de las más potentes musicalmente y que en una primera escucha parecería una crítica, bien mordaz e insultante, para con el grupo canario “Los Sabandeños”. El guitarrista y responsable de la letra en este caso especifica cuál es en realidad el blanco de sus ataques: “Pretende ser una crítica más amplia al entramado folklórico-reaccionario-caciquil que mangonea nuestro pueblo y que, tomando el testigo de los censores franquistas, prohíbe, veta y censura toda manifestación cultural que no sea de su agrado y conveniencia. Que se disfracen de lo que quieran, sabemos lo que son, fascistas”.

Suyas son también las letras de muchas de las otras canciones, salvo contribuciones de Tato, que firma las de “Pollas insignes, culitos de niños”, “Lo que necesitas es… leña” y “Carroña para la chusma”, además de su música. Críticas a la impunidad de los poderosos, sorna para programas de televisión (aquel Lo Que Necesitas es Amor) y al ente periodístico en general que se encarga de hacer el trabajo sucio para gobernantes e instituciones.

Tampoco es autoría de Zurda “Que salga el preso” un impactante canto de libertad con guitarras en estado puro de rock, que dicen dedicar a todos “los presos políticos que se pudren en las mazmorras de este Estado porque un día juraron no doblegarse ante nada ni ante nadie”, y en particular a José Manuel Sevillano, un aparcero andaluz declarado en huelga de hambre.

No han llegado todavía los aires más hardcore que adoptarían de forma definitiva en trabajos posteriores (se sugieren quizás en la antitaurina “Sangre y venganza”), y aquí siguen sonando a punk veloz en el que se pueden combinar dos voces o jugar con los coros con un resultado notable. Se acercan en “Parasitosis” a las maneras de Def con Dos, pero prima la intensidad punk rock de otras ocasiones.

Descripción del retablo esperpéntico de la realidad nacional, donde la charanga de famoseo prima más que cualquier otra cosa, la prensa idiotiza al personal y todo sigue igual. Queda hueco además para reflexiones como “La droga”: cuestionar el derecho a la búsqueda del placer y entretenimiento o cuestionar el sostenimiento institucional de un mercado ligado a la delincuencia.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies