portada del disco Somos Nubes Blancas

Efectivamente, unas nubes que estropean el cielo discográfico de Elefantes. Bueno, creo que he exagerado, sus discos no son celestiales, pero desde luego son mucho mejores que el último disco del grupo, el peor con diferencia.

Shuarma, el crooner árabe-aflamancao, Jordi, Julio y Hugo vuelven al ataque en el 2005. Tras el buen álbum que es "La Forma de Mover tus Manos" (EMI, 2003) llegan a la conclusión de que ese es el camino a seguir; por primera vez en el grupo no hay evolución. Quizás, de buscar alguna, la preponderancia de temas lentos y de una lírica que, en anteriores discos, y a pesar de tocar asuntos siempre sentimentales, nunca se acercaba a la abierta e inocente ñoñería. Una tonta lírica que se introduce como un virus en casi todo el contenido de este cedé.

Todos estos no son sino evidencias de un diagnóstico obvio; cansancio. Elefantes, a pesar de salir en Los 40 y de tener un buen ejército de fans adolescentes, fue respetado en sus anteriores discos por la tropa indie. Sin embargo estas nubes blancas avanzan descaradamente hacia la atmósfera más abiertamente comercial. Decepciona a los que se quedaron impactados por el proyecto de "Azul" (Hispavox, 2000).

Diez años después de su debut por primera vez repiten esquemas, así que, muy a mi pesar, la ruptura se hacía necesaria, o al menos para no ser cruel, una reflexión como grupo. Optaron por la primera opción, seguramente con al confianza de Shuarma en su proyecto en solitario o con La Media Luna, que comparte con su mujer.

Pero vamos a esforzarnos para rescatar algo positivo de este disco producido por Joe Dworniak (Radio Futura, Jarabe de Palo).

Sin duda lo mejor es, paradójicamente, "Al olvido". Ecos de Ocean Colour Scene en un tema cantado con mucha emoción por un Shuarma más comedido de lo habitual. Unos arreglos apropiados que nos recuerdan que Elefantes saben tocar, y muy bien.

"Dime si tu te vas" también tiene su gracia a pesar de la ya comentada poca inspirada letra. En "Quizo" se ponen rockeros pero el ambiente metereológico no es favorable.

"Tu mejor canción", a pesar del marketing del título, es una despedida injusta con este grupo que pudo haber dado mucho más. Puede que en el futuro Shuarma demuestre que el talento no se olvida.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies