Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Sombras de la China
portada del disco Sombras de la China

Por las diversas etapas por la que había pasado Serrat durante sus más de treinta años de carrera siempre nospodemos encontrar con un pico de calidad. Una obra que es la que mejor resumen un período de tiempo, la que aúna los conceptos previos para dejar para la posterioridad una bonita foto de una época. Tenemos “Com Ho Fa El Vent” (Edigsa, 1968) como culmen de sus comienzos cantando en catalán, “Mediterráneo” (Zafiro/Novola, 1971) que es la obra que mejor explica al mismo Serrat o el "Cada Loco Con Su Tema" (Ariola, 1983) como ejemplo del Nano de los 80.

Pues para los 90, una etapa de búsqueda y experimentaciones del barcelonés, esa obra significativa es este “Sombras de la China” (Ariola, 1998). Un álbum dedicado a su amigo Tete Montoliú que pocos meses antes había dejado este mundo. En él con la inestimable ayuda de Josep Mas “Kitflus” explota todos los pros de trabajos previos para en los últimos años del siglo XX lograr un disco homogéneo y notable.

Dentro de este “Sombras de la China” (Ariola, 1998) nos encontramos tres temas ajenos al cantautor barcelonés. “Más que a nadie” está basado en un poema del escritor sevillano Luis Cernuda. La canción es toda una declaración de amor apoyado en unos sutiles arreglos donde destaca el bandoneón. “Secreta mujer” está coescrita entre el Nano y el uruguayo Eduardo Galeano. En ella le canta a esos amores ocultos por diversas razones. Encuentros furtivos donde se desata la pasión como también ocurre en “La hora del timbre” basado en un texto del poeta argentino José Luis Pérez Mosquera.

También nos podemos encontrar con algunos experimentos de los que Serrat sale airoso. La vitalista y esperanzadora “Fe de vida” funciona con sus toques latinos y la aliteración de su letra, mientras que gracias a las colaboraciones de gente como la cantante Ginesa Ortega, el bajista jazzero Carles Benavent, del batería Tino di Geraldo y del guitarra Moraíto Chico, Serrat le da un toque flamenco a “Los macarras de la moral” donde clama contra los portadores de la verdad absoluta que son los que más tienen que callar. No será la única colaboración especial ya que Carlos Núñez toca la flauta en la preciosa “Princesa”.

Del resto destacar la homónima “Sombra de la China” donde Serrat juega con la idea del juego popular para hablarnos de una fábula donde todo no es lo que se ve; La ironía desprendida en “Me gusta todo de ti (pero tú no)” y “Buenos tiempos”; o la delicadeza de “Una vieja canción” donde evita premeditadamente sonar demasiado nostálgico.

Compartir

1 2 3 7

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies