foto del grupo Soccer Sucker

Le costó lo suyo a Mikel -Mississippi Blind Mike- convencer a Eva y Murky de Alehop! para que editasen material de su banda, Jugos Lixiviados. Tenía claro que el pequeño sello de Villaviciosa de Odón era sin duda el único lugar posible para su lectura demoníaca del rock and roll. Su visión de distorsión, oscuridad y pantanosidad, cercana por ejemplo a la de Pretty Fuck Luck, no iba a encontrar acomodo en muchos otros sitios

Y convencido de ello no dejó de escribirles desde Pamplona postales y cartas de lo más ocurrente incluyendo además las maquetas que la banda iba grabando. Tuvo que ser a la tercera, con la cinta "Back From The Shit" (1994), que se llegó a un acuerdo.

Es parte de esta cinta la que vio la luz en el EP que salío con la compañía madrileña. En concreto cuatros temas, pero quedaron fuera otros cinco.

Probablemente el diseño de los cartonajes que se hicieron del material de los navarros pasen por ser lo más cercano al punk que se hizo en Alehop! Heterodoxos y sujetos a casi ninguna norma como eran en el sello, es sin embargo en los collages de letras, fotos y dibujos de discos como este EP (donde se presenta por ejemplo a cada miembro del grupo en una estrella en la misma portada) donde la estética apunta de manera más decidida hacia las maneras de dicho estilo.

En uno de los recuadros de dicha portada se previene de la estupidez de los textos, prohibiéndose así la venta a los mayores de 7 años. Y es que en el fondo no parecen ser las letras lo más determinante de las canciones de los Jugos Livixiados. No por su simpleza o estupidez sino porque más bien quedan casi ininteligibles masticadas por la interpretación de Mississippi Blind Mike. Prima por contra el modo de medio aullidos, gritos o contoneo vocal.

Puede parecer a priori empresa imposible la de sonar más maldito, más canalla o underground que combos como Pussy Glore. Pues bien, la versión de "Count tease" con la que abren los de Pamplona el disco, "Fuck you" lo logra con creces. En poco menos de minuto y medio lo dejan gestionado.

Quizás sea para reservarse por contra todo el resto de cara A para el culebreo sinuoso de "Trashy Charly". Dentro de la vertiente fangosa y pantanosa por la que se decantan, uno diría al escuchar este taller de pruebas de más de cuatro minutos que es la canción, que han tratado de ralentizar y empastar propuestas como aquel "My Friend Goo" de Sonic Youth.

La cara B arranca con el devenir casi marciano, de monstruosa urgencia e irritación de "Two-cocked freak" y se cierra entre feedbacks para dar paso a "Cockatoo vs Rawl", la única canción que no firma Mike, ya que es composicion de Rawl, el bajista. Precisamente por ello medio en broma medio en serio era despreciada por el cantante, que sin embargo hablaba de que tenía una de las guitarras más salvajes de la historia del rock (claro la suya).

Es un muy buen ejemplo de cómo trituraba el grupo una base de rock and roll, añadiendo además de distorsión, locura, gritos y hasta ruidos de lo que parece un patito de goma. Lofi trash confeccionado a base de estructuras casi frágiles, amenazadas con romperse por el cacharrismo, suciedad y ruido que las rodea.

Un incunable preciadísimo para amantes de sonidos en el lado más oscuro del espectro rock.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies