Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Sissi
portada del disco Sissi

Todos los intentos de CBS por conseguir un grupo español superventas capaz de alcanzar el éxito que estaba teniendo Zafiro con sus Tequila, terminaron como el rosario de la aurora.

Se especializó este sello en firmar grupos, alguno de ellos muy prometedores como Trastos o el que nos ocupa, Sissi, y conducirlos una y otra vez al fracaso, incluso bajo la acusación de ser grupos prefabricados. Todo ello por culpa de unas campañas de promoción y un control (o intento) de la imagen muy desafortunados, fruto tal vez de la inexperiencia, y sobre todo a una sobreproducción de los discos para orientarlos hacia un público masivo que, como ocurrió con los Trastos, devaluaba el potencial pop de las canciones sin conseguir su propósito de alcanzar las ventas esperadas. También es cierto que las posibilidades de promoción con las que contaba la discográfica y su poder mediático generaban no pocas envidias, lo que contribuía a la difusión de todo tipo de rumores, infundios y medias verdades.

El caso de Sissi es particularmente injusto, porque si en los Trastos era cierto y notorio el cambio de la estética de los integrantes, el férreo control de la discográfica sobre la imagen del grupo y los locales en los que podían o no tocar (y con quién), en el caso de Sissi su imagen nuevaolera y glamourosa no respondía a ningún tipo de impostura; era la de los integrantes del grupo antes, durante los diez meses que duró su efímera carrera, y después. Además, el líder del grupo, Joe Borsani, ya contaba más de treinta años y una dilatada experiencia en el mundo musical, y tenía muy claro cómo funcionaba el mundillo discográfico, por lo que difícilmente se iba a dejar manejar. Más bien era él, desde el propio grupo, quien dirigía las operaciones, sin imposición alguna por parte de la discográfica.

Todo esto, que parece que hoy no tiene importancia, tuvo como consecuencia el que el ambiente “modernillo”, la crítica y algunas de las emisoras de radio más importantes, no sólo dieron la espalda al grupo, sino que lo recibieron con hostilidad. Esta situación es la que, al fin, dio al traste con la carrera del grupo, haciendo que pasara prácticamente desapercibido lo que de verdad importaba, o así tendría que ser siempre: las canciones.

En ese sentido, el disco, sin ser ni mucho menos una obra maestra, no estaba nada mal. Y tiene el mérito de ser uno de los primeros LP puramente new wave publicados en nuestro país. Abre el disco la guitarrera “Ana no duerme”, una de las destacadas, junto con las muy nuevaoleras, con cierto toque ska, “Ya soy un hombre” y “Radiactividad”. Otras canciones interesantes son “No pibe” o “Quiero dinero hoy”, que recuerdan a los típicos sonidos de rock argentino al estilo Tequila, aunque en clave más popera y acompañados de teclados.

En definitiva, el disco tenía canciones muy aceptables, de pop descarado y juvenil, un tanto ingenuo, muy de la época, que podían haber funcionado perfectamente de ser otras las circunstancias.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies