portada del disco Si no te Vas con la Tarde / Ne me Quitte pas

Para el tercer sencillo por fin Mari Trini coloca uno de sus temas en la cara principal. Una canción en la que la cantante se apoya en su guitarra, coprotagonista de una pieza en la que la orquesta de cuerda queda en segundo plano. Una letra de amor, que no de amoríos ni de lugares comunes, que la cantante desgrana como un semirrecitado. Un sencillo encanto que derrama gota a gota.

La cara B es una de las canciones europeas más conocidas del siglo XX. Mari Trini recurre a su adorado belga Jacques Brel y su “Ne me quitte pas”, una de esas canciones patrimonio de la humanidad que ella solía incluir en todos sus recitales. La canta en francés, la canta bien, pero aporta poco más que un sentido homenaje a su ídolo y, de algún modo, maestro.

Compartir

1 2 3 5

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies