Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Sarna Con Gusto No Pica
portada del disco Sarna Con Gusto No Pica

Con motivo de la retrospectiva escrita por Txalo, uno de los guitarristas, para Los Ochenta Pasan Factura, Malformaciones Kongénitas decidieron incluir como material suplementario un DVD con actuaciones en directo -en el Mojo Rock Festival de Arrecife (Lanzarote) en 2010 y el de El Cubo en Ingenio (Gran Canaria)-, la entrevista que les hicieran para "¡Y Tú Ke Miras Giipollas!" y un CD donde se recuperaban las dos primeras maquetas del grupo y dos temas a modo de avance del que iba a ser su nuevo trabajo.

Son precisamente estos adelantos, las canciones "Viejos y revenkes" y "SIDA", las que se encargan de abrir el disco de audio. No es ésta la primera ocasión en la que enfrentan grabaciones de diferentes etapas de la banda, ofreciendo así la oportunidad de establecer comparaciones entre su sonido. A tenor de lo mostrado aquí Malformaciones Kongénitas ofrecen chorros de punk rock potente (atención a las guitarras, sólidas en el comienzo de "Viejos y revenkes" o cortantes en "SIDA") rápidamente enmarañado en coros a dos voces. Cantos a la rebeldía macarra a pesar del paso de los años y denuncias al contagio social como verdadera enfermedad.

Siguen después las canciones de "Malformaciones Kongénitas" (1991), maqueta grabada con un cuatro pistas y que contenía la primera grabación de los canarios. Corresponde a la época de punk más crudo. Hasta el pequeño receso en la intensidad que supone el punto irreverente de la canción popular en medley con el parroquial "Alabaré", el comienzo de la cinta es completamente abrasivo. "Rebaño de borregos", "Patrias y banderas" y la denuncia a la famosa Ley Corcuera ("José Luis (Corcuera)"), son una auténtica descarga.

La cinta contiene, a mi juicio, de lo mejor del repertorio de los canarios. Punk directo que apunta a ejércitos, a la Iglesia, a los fastos de celebración del V Centenario que tuvo lugar en 1992, y que instituciones y autoridades corrieron a emparejar con juegos olímpicos y exposiciones universales como celebraciones de un año triunfal. "¡Cuánta gente no murió por una puta moneda de oro, hijos de puta!", cantan sin embargo Malformaciones Kongénitas.

Es rock que se aproxima a veces a Extremoduro o Reincidentes, sin perder por ello su toque estrictamente personal. Que se vuelve reggae remolón en la versión de los alemanes Slim que ya hiciera Juanjo (Subresiduos) en su paso por Psicosis Crítica bajo el nombre de "Radioactividad".

Los bramidos anti-patrias ("España ya no existe, ha llegado a su fin / la Constitución es una mierda y el Rey es un figurín") y anti-militares de "El basurero estatal" y "Juguetes de guerra", repectivamente, son de lo mejor del punk estatal más contestatario y agitador de conciencias.

Por su parte "Revenkes en la cocina" es una pequeña maravilla. Retrotrae a muchísimas cosas: DecibeliosR.I.P.Cicatriz son sólo algunas opciones. El tema se iba a haber titulado "Potaje de perros", pero el grupo decidió ceder el título para el nombre de otra banda canaria amiga.

Son muchos los argumentos de esta cinta que hacen pensar en sus posibilidades de haber sido editado y distribuido como verdadero LP en su momento. Un auténtico acierto recuperarla aquí para un público más amplio.

El final del CD es para la segunda maqueta, que se grabó aprovechando el proyecto de fin de curso de Nico, amigo de la banda y técnico de sonido fiel, en el Instituto Tecnológico en el que cursaba estudios. Tiene a Tavo como cantante, recién incorporado además para sustituir a Raúl, el anterior. Malformaciones Kongénitas ya había incluido los temas de esta cinta completando el directo que traía "¿Dónde Está Mi Salvación?" (Datana, 2001).

De peor sonido que "Malformaciones Kongénitas", la siguiente cinta mostraba una opción igualmente comprometida con el punk arisco y la denuncia sin freno, pero que exploraba posibilidades nuevas, como el apoyo en las voces que se contestan y corean.

"Presos a la calle" suena igual de cruda que aquel "No más presos" de La Polla Records, o "Un buen día" con maneras muy similares a momentos de The Exploited garantizan que la intensidad no ha bajado un ápice.

A los infiernos de odio, guerra y destrucción descritos en "Yugoslavia" les precede la denuncia social de "Burrocracia" y "Malformaciones kongénitas".

Una pequeña joya para escarbar en los comienzos de uno de los grandes nombres del punk canario que sin embargo no quisieron desaprovechar la ocasión de ir adelantando lo que tenían ya preparado décadas después. En los rincones del disco se esconden precisamente algunos de los mejores momentos del género en las islas.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies