portada del disco Salitre 48

Con gran diferencia su mejor disco hasta el momento, "Salitre 48" (Universal, 2001) es un álbum que muestra su buen hacer y que, sobre todo, deja impregnado su olor en unas canciones que hablan del mar, del viento y de Mallorca -es de allí de donde Quique González extrajo su inspiración, tras varios meses en la isla con su amigo el cantautor Jaime Anglada-.

Entre el repertorio, destacan los temas que van desde “Salitre”, canción que da nombre al trabajo y que abre el disco, hasta “Perdone agente”, un tema un poco más canalla que poco o nada tiene que ver con el hilo armónico de éste álbum tan marítimo, pero que deja constancia, una vez más, de la personalidad de su autor tras un período de reflexión.

El álbum deja sensación de suavidad a través de temas como “Carnaval”, aunque Quique no se olvida de su lado más reivindicativo, evidente en cortes como “Jukebox”. “La ciudad del viento” es la que mejor refleja la nostalgia del artista durante su estancia en Mallorca, el reino de los vendavales, y el principal motor de un álbum que también deja joyas como “Bajo la lluvia” o “Crece la hierba”, canción que Quique confesó ser su favorita pese a estar hecha a base de versos tan crudos (¿Quién necesita una canción de amor cuando se tiene la violencia en vena?”).

Día de feria” también se convierte en uno de los cortes más significativos entre sus seguidores, dotada de un lirismo muy trabajado, así como “Calles de Madrid”, tema que en directo acostumbra a interpretar junto a su ex-pareja Rebeca Jiménez. “Rompeolas”, posiblemente la mejor canción de Quique a lo largo de su discografía, es quizás uno de los temas más intimistas y melancólicos, en la línea del repertorio incluído en “Personal” (Universal, 1998).

Una gira veraniega en 2001 como telonero de Los Secretos en homenaje a Enrique Urquijo le valieron para recorrer la geografía española y mostrar a miles de seguidores que le esperaba un futuro prometedor.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario alfonseando
alfonseando
14 abril, 2010 at 22:51

de hecho creo que le echaron de universal después del primer disco, y se tuvo que grabar el segundo por su cuenta. después le volvió a publicar universal, pero sin adelantar pasta, claro. menuda gentuza.

foto del usuario alfonseando
alfonseando
14 abril, 2010 at 22:55

es de los discos más deprimentes que han pasado por mis manos.. yo siempre he pensado que esas vacaciones fueron en conil, porque lo menciona en un tema.
es un disco casi perfecto. fallan algunas partes en las que se notan baterías programadas, pero bueno, a nivel de composición, aunque alguna parte pueda resultar algo repetitiva, está a un nivel muy alto.
como me gusta deprimirme con este disco..

foto del usuario Melifluo Cienfuegos
Melifluo Cienfuegos
7 junio, 2018 at 12:06

Me ha gustado la reseña (siempre resulta agradable leer opiniones sobre los discos que nos gustan), pero, más allá de subjetividades, un hecho objetivo: ‘Calles de Madrid’ no pertenece a este disco, sino a Kamikazes enamorados, álbum que, además y subjetivamente, hace que se tambalee esa afirmación de que Salitre 48 es «con gran diferencia su mejor disco hasta el momento». Por la descripción («tema que en directo acostumbra a interpretar junto a su ex-pareja»), parece que Aideen Kennedy se refiere a ‘De haberlo sabido’, que sí forma parte del cancionero de Salitre 48.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies