portada del disco Saca el Güisky, Cheli

A mediados de los 70 se vivió una eclosión de la canción humorística gracias a las canciones compuestas por dos ex de Aguaviva, Julio Seijas y Luis Gómez Escolar (Simone). Unas glosaban el cazurrismo montaraz y otras las chulerías de una pandilla de amigos cercanos a lo que luego llamaríamos tribu urbana. Desmadre 75 representaban a estos segundos con un mundo construido a base de motos ruidosas, gachises obsequiosas, borracheras clamorosas y profusión de humos y alcoholes. A la televisión también le venía muy bien en unos momentos complejos y con el dictador dando las últimas bocanadas, contar con canciones hilarantes, sin complicaciones, cantadas por unos tipos de atrabiliaria presencia. Así nace el monumental éxito de “Saca el güisky, cheli”, que en pocas semanas todos andábamos cantando a voces en cualquier lugar y situación. Un estribillo pegadizo y unas estrofas ocurrentes cargadas de joven lenguaje tópico. Desmadre 75 conseguía a las primeras de cambio un número 1 en ventas y ser la canción de aquel verano de 1975.

La cara B aparecía firmada por los miembros del grupo y parece ser que estaba basada parcialmente en una canción que cantaba la tuna de Derecho, de donde procedían dos de los miembros de Desmadre 75. Una letra gamberra y ocurrente que también se escuchó y se cantó mucho en su momento. Quién escuche la parte central de "Tengo una pena" está escuchando la famosa “Macarena”, publicada más de una década después. Solo que aquí la susodicha responde al nombre de Micaela. El parecido en música y parte de la letra es más que evidente. Hubo demanda, hubo juicio y Los del Río tuvieron mejores abogados y el juez dictaminó que no hubo plagio. Pero eso fue el juez, yo te invito a que compares ambas canciones y saques tus conclusiones.

Unas ventas estratosféricas para dos canciones divertidas. Desmadre 75 lo intentaría, pero ya nunca se acercarían a esas ventas que se aproximaron al cuarto de millón de ejemplares.

Seijas y Gómez Escolar vieron la bicoca y en 1976 venderían mucho en invierno con “Hay que lávalo” de su propio grupo, La Charanga del Tío Honorio y de nuevo compondrían una de las canciones del verano con “¿Qué pasa contigo, tío?” por Los Golfos.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies