portada del disco Ruido Negro

Tras la hecatombe interna que sobrevino con la grabación y edición de "Big Ear" (Clifford, 2015), este nuevo trabajo, "Ruido Negro" (Clifford, 2017), se convierte en el verdadero arranque de la segunda etapa de Automatics; la que inician con nuevo cantante, Raúl, una vez consumado el desencuentro del original, José, afincado en Murcia, con el resto de sus compañeros.

Se graba también en VillarMusic, los estudios situados en Guarromán (Jaén), como en la ocasión anterior, donde entraron en enero de 2017 con una maqueta bien preparada un par de meses antes. Estuvieron hasta febrero con la grabación y mezclas, compartiendo tareas de producción con Santiago Villar.

Comienzan con "Across the nation", donde mantienen la pulsión eléctrica de siempre. Diriase además que la voz de Raúl no se esfuerza exageradamente en marcar distancias con respecto a la del sonido anterior de Automatics. Las melodías de "The sound of this town" confeccionan una versión más sofisticada quizás del mismo, sin querer romper con la que ha sido toda una marca y señal desde siempre.

Pueden sonar al Manchester Sound más guitarrizado (como en "Oceans"); como Black Rebel Motorcycle Club con las guitarras de "Ruido negro", el tema que da nombre al disco y lo cierra, o como The Jesus and Mary Chain en su modo más remolón cuando tocan "Shine on", la canción de igual título que aquella que interpretaban House of Love.

Atrapan cuando construyen tensión en sus canciones desde el principio. Grandes comienzos tras lo que, de repente, estalla todo, en una explosión de efectos y melodías. "Ninette" es un ejemplo de esa cascada sonora, en donde además cantan en español.

En las ocasiones en las que Raúl abandona el inglés (donde por cierto se gana en comprensión, una de las pequeñas asignaturas pendientes que arrastraban de siempre los de Linares) hay una inevitable deriva hacia el tono con el que canta J de Los Planetas. Es probable que con dicho giro sean muchos los que les comparen con los granadinos. "Sebastián" es quizás uno de los momentos en el que el símil sea más claro.

"Ruido Negro" contiene muy buena música por todos sus rincones, pero si hubiera que destacar alguna canción sobre el resto, me quedaría, sin dudar, con "El fin de los días". Zonas muertas por los que dar vueltas, insignificancia de la devastada Nagasaki en comparación con los restos que dejaste para uno de los temas estrellas en la vuelta de los Automatics.

Compartir

1 2

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *