portada del disco Rito

Con producción del poeta José Manuel Caballero Bonald, Aute regresa. Según comentó en entrevistas en su momento, había compuesto en sus tres años de voluntario ostracismo musical alrededor de ciento cincuenta canciones, de las cuales se quedaba con quince para este álbum de regreso.

Con “Rito” se inicia la trilogía de Canciones de Amor y Muerte, pero sobre todo se inicia un nuevo Luis Eduardo Aute, más reconocible para los que hayan seguido su carrera posterior. Los arreglos se mueven en una sobriedad justa para que la voz limitada y poco dada a inflexiones y ornamentos adquiera el protagonismo necesario y las letras lleguen sin ruidos innecesarios al oído del oyente. Guitarras españolas y acústicas, apuntes de cuerda y arpegios de piano forman la mayor parte del envoltorio.

Esta obra presenta lo que iba a aparecer en los siguientes trabajos de este cantautor. Hay poemas amorosos tremendos como el inicial “Quiero apurar cada grano de arena” o “Amor”. Hay poesía cargada de imágenes literarias como “Rito de agujeros y cipreses”, hay la peor decepción amorosa, la de la rutina en “Lecho de amor y de muerte”, hay esperanza en “Mientras tanto amando”, romanticismo en ese primer beso cargado de sensibilidad de “Las cuatro y diez”, hay miedos en “Hay algo en el aire”, una cierta experimentación sonora en “Estúpida manía circular”, tal vez la pieza más rara de este disco…Y también avisa de la muerte, tema luego recurrente en este autor. La muerte como amenaza ineludible, a la que denomina parto inverso en “La mala muerte” o en “Cuéntame una tontería”.

En suma, un LP completo y sin desperdicio con el que Aute se resarce a sí mismo tras años de oscuridad y apartamiento de la canción. Dejo para el final los dos temas más reconocibles. El primero de ellos sirve para ajustar cuentas a los cantautores serios y tristes con los que tantas veces en el pasado habían asimilado a Luis Eduardo. Ya el inicio lo dice todo: “¿Qué me dices cantautor de las narices, qué me cantas con ese aire ese funeral, si estas triste que te cuenten algún chiste” que sirve de breve “Epílogo” satírico a este álbum. El otro tema es una de las composiciones más conocidas de la historia de Aute: “De alguna manera”. Este tema había conocido muy poco tiempo antes una gran interpretación y un notable éxito en la voz de Rosa León. Aute no quiso sacarla en single para no entorpecer o establecer comparaciones con Rosa, pero la incluye plena de sentimiento en este LP.

Compartir

1 2 3 7

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies