portada del disco Quantum Mechanics

Recuperación por parte del sello tinerfeño Los 80 Pasan Factura del único legado que dejó el trío Quantum Mechanics, correspondiente a una grabación que realiza Juanjo Jorganes con un ocho pistas analógico en 1989.

A pesar de lo corto de su trayectoria (apenas tres años) el disco da muestra de lo interesante de la electrónica personal y poco convencional que llegó a producir el trío tinerfeño. Tratamiento de la voz para convertirla en un elemento sonoro más y combinación en planos superpuestos de teclados y sintetizadores que tejen bien atmósferas etéreas o de naturaleza amenazante.

Varick, uno de los encargados de los teclados, es autor de la música y letra de "Laboratorio extraño", "Neo danza" y la "Intro quantum".

Si bien en la primera uno parece estar transitando un espacio resultante de la intersección o más bien superposición de los momentos más planeadores de Kraftwerk y las sensaciones más cristalinas del Mike Oldfield de "Tubular Bells" (Virgin, 1973), con "Neo danza" e "Intro quantum" se vive la intensidad neo-romántica de algunas de las mejores canciones de Gary Numan o los himnos de El Aviador Dro.

La inspiración que llevó a bautizar al grupo como Quantum Mechanics viene de Nocytox, alumno de Químicas en La Laguna por entonces. Su sello también se deja ver en "Sistema cuántico" y sus letras con especificaciones técnicas al respecto. Sintetizadores turnándose en crear un ambiente de tensión y apuntes como de cristales de frío hielo junto el tono inicial de órgano solemne.

La otra composición atribuida a Nocytox es "Apocalipsis mundial" con voz sintetizada y atmósfera casi planeadora para poner el marco musical a la descripción de un escenario desgarrador. Como en otros cortes uno de los teclados se encarga de aportar ese aire de órgano catedralicio.

Cierran el disco las tres canciones con letra de Arriaga. En la primera de ellas, un martilleante estribillo ("No admitimos tu opinión. ¿Cómo pueden permitir que estés conectado a la máquina") se ajusta como un guante a un arranque violento casi industrial.  Música hormigueante que avanza amenazante.

Tono ciertamente distinto al utilizado para "La Muerte" donde el teclado intenso y eclesiasticamente trascendente parece colocar la atmósfera de una película de terror con ambientación medieval. La muerte, herida de soledad y sin amigos tiene la guadaña ensangrentada con las almas de los que atrapa.

Propuesta más que interesante que tendría problemas en emparejar con nada similar en el panorama patrio.

El valor de la edición rescatadora de Los 80 Pasan Factura se duplica con la información contenida en el libreto interior.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies