Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Punta Paloma
portada del disco Punta Paloma

Lejos de buscar repetir la fórmula de éxito de "Échate un Cantecito" (BMG-Ariola, 1992) y "Está Muy Bien Eso del Cariño" (BMG, 1995), Kiko vuelve a trabajar con el productor Joe Dworniak, sin duda por las buenas migas y mejores resultados de esos excelentes discos. De nuevo Kiko se rodea de buenos amigos: Raimundo Amador, Martirio, Vicente Amigo e incluso Santiago Segura. "Punta Paloma" (BMG, 1997), es un buen álbum, más enérgico y, sobre todo, más blues, aunque no tiene la frescura de sus dos antecesores. De todas formas sólo importan las canciones y, tratandose de Kiko Veneno, haberlas haylas.

Kiko canta: "dicen que el primer día yo no sabía cómo empezar. Se hizo un ritmito fácil pero sabroso, se puso a bailar". Y eso es "Válgame Juana", un comienzo perfecto para "Punta Paloma", una rumba con deje blues (ya desde la guitarra española de la introdución, uno no sabe distinguir lo flamenco de lo blues).

"Rita" da rienda suelta a su costumbre de poner un diminutivo siempre que puede: "...y su cuerpo una guitarrita". "Currito, ta ta ta" es una bonita nana para su hijo, tan sencilla, tan bonita y tan perfecta. "Impresionante amiguete" un dueto con Santiago Segura, que ya hiciera el simpático video de "Memphis Belle again" de "Está Muy Bien Eso del Cariño" (BMG, 1995), no pasa de ser una anécdota usando una frase típica de Segura (que se esfuerza en entonar, y entona, pero da cosa, vaya).

"Yo nací" es un blues sureño. Pero del sur, sur: de Cádiz. De nuevo blues y flamenco están tan cerca el uno del otro en la voz de Kiko que son la misma cosa. Contando con apenas una guitarra, un bajo, percusión y un maravilloso feedback pasado por wah-wah y dealy, que lo envuelve todo, es una de las mejores canciones del disco. "Por todos los santos" es un medio tiempo "venenoso" lleno de juegos de palabras ("del agua me río, por fuego me ando") y un estribillo beateliano (remarcado por la excelente producción de Dworniak). "Malospelos" añade un personaje más al bestiario de Kiko (junto al Lobo López, el Lince Ramón, sus delincuentes, la muchachita, Pata Palo...). Una rumba amable, intranscendente pero, como siempre, de agradecer. "Traspaso" vuelve a la frontera entre el blues y el flamenco, ahora con un ataque más eléctrico, con un órgano que replica a las guitarras y un piano eléctrico acentuando el riff. Se agradece.

"Bla bla bla" se deja contagiar de nuevo por el sonido beatle (deliciosa la forma en que Kiko dobla con la voz el solo de guitarra). Y tras los Beatles en "Me voy pa Cai" canta por alegrías: "quería ser un cantante protesta, quería ser director de una orquesta, pero la gente no me dejó. Forme un conjunto de rocanrol."

Cuando menos curioso el final. Casi veinte años después de que lo hiciese Camarón, Kiko graba "La leyenda del tiempo". Suena muy diferente a esa forma emocionante en que empezaba el mítico "La Leyenda del Tiempo"  (Polygram, 1979), pero, de todas formas es una buena versión (mucho más rockera). Con "Punta Paloma", el cantante agradece a todos sus colaboradores la participación en el disco y, de paso se despide del oyente. Pues muy buenas noches.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies