portada del disco Propiedad de Nadie

La trayectoria discográfica de Rosa se ha llevado a cabo mediante una búsqueda estilística más en favor de los intereses pecuniarios de su sello que en el de su desarrollo como intérprete y artista, como se demuestra en el hecho de sus constantes virajes -de la música disco al AOR, pasando por los villancicos-, los cuales no le han permitido desarrollar una evolución artística coherente y progresiva. Ante toda esa mezquindad, "Propiedad de Nadie" (Universal / Vale, 2009) supone, en cierto modo, un punto de inflexión.

El álbum puede definirse como el encuentro entre la misma Rosa y José Luis Perales, autor de todas las canciones y productor del mismo junto a su hijo Pablo. Ya Perales había escrito una canción para Rosa en su primer álbum, "Las calles de Granada"; de hecho, una de las mejores de aquel debut. Incluso en su momento, el cantautor castejonero elogió a Rosa considerándola una de las mejores, si no la mejor, voz española del momento. El deseo de ambos por poder trabajar juntos cuajó al fin en este disco.

De las once canciones que componen el disco, dos no son originales: "Lloraré" es una versión del tema que Perales escribió para Paloma San Pasilio y que se publicó en "Dama" (Hispavox, 1982), mientras que "Ahora que te has ido", cantada a dúo entre Rosa y Perales, es propia del repertorio de su autor. De la orientación del resto tenemos una pista en la imagen que transmite la portada del álbum: sí, cierto aire tejano, pues el álbum se decanta en sus arreglos por formas propias del country. Pero también se recrean atmósferas de jazz y blues que consiguen que el disco escape de la mera canción melódica. Dos canciones destacan sobremanera: "De haber sabido", la elegida como promocional y en la que se esconde, tras sus arreglos, un bolero de tomo y lomo, y "Dos que se aman", la que cierra el álbum y de cuyos versos se extrae el título del álbum, de estribillo pegadizo y sosegada calidez. De los de factura country, en algunos momentos esos arreglos resultan exagerados, casi tópicos, como en "Regálame esta noche", mientras que en otros funcionan realmente bien, como en "Recordarte hoy" y "Acuérdate de mí".

Uno de los grandes aciertos de "Propiedad de Nadie", como indicaba el propio Perales en su promoción, es que en él se han buscado los matices y sutilezas propias de la voz de Rosa en vez de estentóreos alardes de diva que, cuando aparecen, están limitados y justificados. A pesar de que sus ventas no han sido de vértigo (sólo llegó al quinto puesto en las listas de ventas nacionales; sí alcanzó para el certificado de oro, aunque esto ya anda algo devaluado), muy probablemente se trataba del mejor álbum de Rosa hasta el momento de su publicación.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies