Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Prohibido Maltratar a los Gatos
portada del disco Prohibido Maltratar a los Gatos

Tras el éxito de “Atalaya” (EMI, 1981), Gato Pérez vivía una excelente época a nivel artístico que, sin embargo, fue más convulsa a nivel personal. En febrero de 1981 sufrió un infarto y durante varias horas corrió el rumor de que había muerto. “Prohibido Maltratar a los Gatos” (EMI, 1982) hace referencia al percance en el título, y fue grabado “bajo los efectos del agua mineral sin gas”. No en vano, es un disco más nostálgico que su antecesor.

El teclista Agustí Fernández firma de nuevo los arreglos. Josep María Bardagí se ocupa de la guitarra, Jordi Clúa del bajo, Ricardo Hochberger de la batería y la percusión y Paco Gijón del laúd y la mandolina.

Santa María”, canción popular de Puerto Rico, parece participar de ese desconcierto vital: “Líbranos de todo mal”. “Granito de sal” es un delicioso homenaje a la primera rumbera, una artista de variedades que trajo la rumba al Paralelo barcelonés.

La Rumba de aquí” tiene pegada y hace referencia a la entereza humana y a la necesidad de superar el dolor: “La rumba de aquí / que solo la bailen / los que juegan y pierden / antes de entregarse. / La rumba de aquí / que solo la canten / los que se levantan / después de arrastrarse”. “Vuelve el virus” hace referencia, cómo no, al amor.

Encuentro cercano” es una curiosidad que cuenta -historia real- el avistamiento de un OVNI. “Vino del sol” es una otra buena canción.

La maravillosa “Todo sexo femenino” es autobiográfica. Habla del crecimiento de Xavier, niño mimado rodeado de mujeres, con las que, dice, “aprendí a conspirar”. Luce el violín de Pere Bardagí y Jaume Sisa participa en los coros.

El pasodoble con aires de cha cha cha “Quisiera ser poeta, quisiera ser un cometa” expresa el deseo de “empezar de nuevo y abandonarlo todo”. Recuerda que “amarse a uno también es importante”. “Tic tac”, escrita antes del susto del infarto, habla de “esas noches en las que la luna invita a bailar al sol”.

La habanera “La luna en el mar” también habla de escapar. Narra la historia -real- de una pareja que para celebrar la Nochevieja de 1980 embarcó en un pequeño bote y no regresó jamás. Gijón eleva la canción con las cuerdas. “Los favoritos” muestra un desencanto absoluto con los artistas preferidos por el público por su apariencia de éxito más que por su calidad: “Siempre jóvenes y ricos”.

“Sin ser valiente” pone un fin más agrio que dulce al álbum recordando que sin apostar “no hay futuro ni esperanza”.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies