Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Pranto
portada del disco Pranto

Con Pantis Rubén Domínguez (Telephones Rouges, Metralletas Lecheras) camina entre el pop y el kraut, con la electrónica como base. Tras un período de experimentación y libertad artística en el que Rubén fue explorando nuevos caminos eléctricos, consigue encontrar su sitio con “Pranto” (Prenom, 2016). Un trabajo sobresaliente que conjuga electrónica, kraut, pop, poesía, intimismo y belleza.

Siete temas armados a base de sintetizadores, ritmos frenéticos y letras en gallego, con los que recorre  “espacios cerrados y minúsculos, en los que las reminiscencias al pasado, la erosión del tiempo, el amor y las pérdidas personales y vitales, conforman un mosaico de no-lugares en los que Pantis se sumerge con versos cargados de fuertes imágenes, descripciones oníricas y paisajes interiores”. Grabado, mezclado y masterizado por Ibán Pérez en el Estudio Terraforma de Cangas del Morrazo, la producción corre a cargo del propio Rubén Domínguez que grabó todos los instrumentos y voces, excepto la batería, en la que participó Cibrán Tenreiro (Monstruo, Esposa).

Cadê” llega con aires new wave y avant-garde con tintes de electrónica espacial y onírica que remiten desde Tangerine Dream a Caribou pasando por This Mortal Coil… “Vixiou o latexo que fuxe da pel / coma o corvo que remexe a terra / alimentou todo, destrui todo / esperando a primeira voz do amencer”. Es necesario prestar atención a unas brillantes letras que recuerdan a poemas catárticos de redención, dolor, tristeza, amor y soledad (a veces compartida).

Non paro de sonhar / que enterro as rodas / dunha gran noria / nos montes arrasados / que hai entre ti e min, / entre ti e min” canta Rubén en “Alén”. Un corte más impulsivo y visceral que el inicial. El viento entierra con fuego las tragedias y el sepia de los dramas de tarde no debería hacernos sufrir.

Cosmon” comienza con un ritmo irritante y dañino que va de Einstürzende Neubauten a la electrónica compasiva con cadencia sinfónica. Un réquiem, pulsión de muerte, la belleza entre mapas de tristeza…   “Os barcos cheos de espera / coa sal, a dor, a ferida fresca / as vidas de regreso, co olhar / perto de aquí, de alá cando a hora chega…”.

Xinxa” llega con ritmos maquinales y susurros sudorosos… “O pranto chama / as rodeiras nos rostros / a febre etérea / das pegadas nocturnas…”. “Viaduto” llega con un videoclip realizado por el propio Rubén Domínguez. Se trata de uno de los cortes más bailables del disco. Un corte que trae ecos de luz... “abriendo huecos en las paredes, envolviéndonos en una nube de imágenes, contradiciendo el movimiento, pero también bosquejándolo, escribiendo en el aire una danza repetitiva que dialoga con la reflexión de las paredes de una sala vacía, en el que siempre vuelve a ti, doloroso, aquello que proyectaste”.

Cierra “Lea”, un corte más intimista. Ecos dream pop marcados por la nostalgia infinita y el dolor que se disipa con el conocimiento de uno mismo y sus circunstancias: “Máis un non sabe quen é / ata que se perde”.

Un trabajo brillante. Poesía de vida y muerte.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies