portada del disco Por un Infierno Más Digno

Vuelven los canarios A.S.C.O. a trabajar su disco pivotando principalmente sobre los sonidos de street punk, lo que explicaría la estética de violencia callejera de la portada. Su nueva entrega se registró en los estudios Guamasa de Ayoze Fernández y se editó con el esfuerzo conjunto de varios sellos además de Tagrawla, del que es responsable el propio Carlos Eructo, el cantante de la banda.

Punk de banda callejera macarra, agresiva contra fachas, chivatos, hippies y policía. Buscan el aspecto tribal circunscribiendo su campo de acción al barrio, donde marcaron su territorio y se ganaron el respeto con sus puños, con botas, rapados o con cresta ("Sangre de barrio").  Se proclaman la voz del pueblo, y airean a los cuatro vientos su origen de clase obrera. Posicionados contra el fascismo y todas sus vertientes, cantan su respulsa contra las mil caras que puede mostrar con maneras de punk hardcore en "Mil caras" y lo reiteran en "Ofensiva total" (intensa desde el agónico riff de guitarra con aires épicos con el que se inicia) y en el explícito "No somos fachas", uno de los dos bonus (el otro es "A.S.C.O.") al final del disco.

Escuchar "Hijos de la ira" es pensar en R.I.P. (como también ocurre con el comienzo de "Mil caras"), mientras que en "Me duele la cabeza", con su aire de ska, la línea de bajo traviesa y explosión de estar harto del vecindario, lo que viene a la memoria es el "Mierda de ciudad" de Kortatu. Por otro lado si Eskorbuto se proclamaban ratas de Vizcaya, los canarios también se reservan la condición de roedores, pero en su caso de cloaca.

No desaprovechan la ocasión para incluir en el disco su proclama nacional canaria. Cantan a las siete estrellas verdes de la bandera del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario en el que muy probablemente sea el mejor de los temas de todo el disco y que utilizaron debidamente en un single (no físico) de adelanto en 2008 junto a "Ciudades flotantes", corte del disco anterior con temática de protesta ante la expoliación natural llevada a cabo para fomentar el turismo en las islas. 

Quizás de los mejores álbumes de street punk que he escuchado últimamente.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *