Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Plastic Jail
portada del disco Plastic Jail

The Soul Jacket son desde hace tiempo una maquinaria perfectamente engrasada que no falla. Su sonido combina rhythm & blues, rock & roll y southern soul, y en esta “cárcel de plástico”, según la presentación del disco en su bandcamp, "se respira un ambiente cargado y sudoroso, con un sonido compacto, directo y acorde con un tiempo presente frenético e incierto, y con guiños a bandas como Big Star, John Lennon o los primeros Heartbreakers, a la vez que en esos medios tiempos arrebatadores a los que nos tienen acostumbrados resuenan ecos de The Kinks y por supuesto The Beatles. Una vuelta a la esencia más pura y a la vez un paso de gigantes".

The Soul Jacket transitan nuevos caminos apropiándose de nuevas sonoridades y estilos. Y es que todo lo que tocan se empapa de su personalidad para hacerlo suyo para siempre. Estamos ante su disco de madurez, un disco en el que se percibe todo el bagaje de las grabaciones anteriores.

Su objetivo era grabar un disco de rock and roll fresco e intenso, y lo han conseguido con creces. Buscaban inmediatez, por eso deciden grabarlo en Radar (Vigo) y no en Cantabria con Hendrik Röver como en anteriores ocasiones.

Un disco en el que todo brilla, especialmente los arreglos y unas melodías realmente trabajadas. Como muestra esa inicial "Rainbow pills" con aires de clásico atemporal. Un tema armado a base de sudor, metales relucientes, cuerdas intensas y una melodía efervescente.

"Keep on fighting" trae ecos lisérgicos y psicodélicos que conectan Vigo con California, "In a golden brown" el sol y la arena del desierto, mientras que  "Let the good times roll" es una mirada al pasado, concretamente a 1956. Una adaptación del tema homónimo de Shirley & Lee que editaba en dicho año el sello Atlantic. Su faceta más directa y exhibicionista está en cortes como la contagiosa "Everybody runs", mientras que su cara más íntima la encontramos en cortes como "Better days are coming".

Sin lugar a dudas se trata del mejor trabajo de los vigueses. Tradición, luminosidad e intensidad. Un cóctel realmente logrado.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies