portada del disco Picnic Extraterrestre

"Algunas sensaciones no se pueden contar / están adentro, lo siento / por eso algunas veces no me duermo / cuando debo y me hace mal"

Cuarto disco de estudio de Iván Ferreiro en solitario en el que cuenta con las colaboraciones de su hermano Amaro y de Pablo Novoa -Golpes Bajos-. Un disco realmente irregular con el que uno no puedo evitar echar la vista atrás y acordarse de “Canciones Para el Tiempo y la Distancia” (Warner, 2005). El título surge a partir del libro de ciencia-ficción homónimo escrito en el 77 por los rusos Arkadi y Boris Strugatski y el disco incluye un DVD con la actuación completa que ofreció en el Teatro Haagen Dazs de Madrid, en 2008.

El comienzo con “Canción de amor” aguanta el tipo, un medio tiempo dulce con cuidados arreglos en el que la melodía crece buscando tintes etéreos, pero la luz de alarma se enciende enseguida con “Cabaret”, costumbrismo urbano con un ritmo de vodevil estridente que no termina de funcionar.

La elección del primer single tampoco es lo más acertado. “Farenheit 451” es un tema sobre la hipocresía circundante con un ritmo sin vida y una letra que nos deja joyas como “cerdos ignorantes / sois todos unos hijos de puta” o “yo era el dedo en el culo / de aquellos que me cruzaba” (sic). Me parecería mucho más acertado elegir como single esa disección del presente -aunque le falte fuerza- que es “Perdidos”, o “Paraísos perdidos”, una asimilación de las relaciones fallidas, de la racionalización del lado salvaje de las emociones. Sin duda, el tema más efectivo del disco.

La nana espacial “La Jetée” resulta pero los ritmos anodinos terminan por aburrir. Y es que estamos ante un trabajo que podría desarrollarse en continuo, pues los ritmos apenas varían a lo largo de las canciones, tan sólo lo hace la entonación de Iván, aunque manteniendo una cierta uniformidad.

Relamida” eleva el listón en el último tramo, pero cortes como “Luna de miel” vuelven a dejarlo donde estaba. Cierran los ritmos acústicos de “Picnic al borde del camino”, un poco de vitalidad cuando ya es demasiado tarde.

El trabajo más flojo que ha entregado Iván en solitario.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario ralimiraflori
ralimiraflori
22 agosto, 2010 at 03:26

¿Seré el único al que le parece al menos mejor que el anterior?

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *