portada del disco Petroglifos Mogor

El primer trabajo de Vozzyow es este cassette, coeditado por Nostalgia Records y Porno. Un trabajo grabado en directo en el Estudio 5 de la CRTVG con Toño Vázquez a los mandos del proceso. De la masterización se encarga Rafael Martínez (Grabaciones de Campo).

Vozzyow traen electricidad y oscuridad. Son un grupo visceral e intenso. Su sonido es físico y sus letras presentan sarcasmo y crítica. Para muestra la inicial “Bocio”: “Somos la élite cultural / la lucha es nuestra base social. Somos la élite cultural / la lucha es compromiso social. Lo posteo con mi IPhone. Pantalones de cáñamo”.

Dadoobos” trae ritmos math rock cargados de bilis y “El pueblo” trae la inquietud y el misterio. Un corte violento en el que la calma es tensa, el ritmo cardiaco demasiado acelerado y la confusión un estado mental.

Náuseas” llega con minimalismo post punk, ecos metálicos oscuros que acaban desembocando en una enferma tormenta de electricidad y caos controlado. “Severo revés” presenta esa dualidad en la que la banda se mueve, por un lado la rabia y el nihilismo ante una sociedad putrefacta –“Soy un blister de pastillas cuadradas / para cortarte los dientes, solo quiero dormir para siempre, dormir para siempre y joder”-, y por otro el sarcasmo y el escupitajo –“Soy un alfiler en la cabeza de Andre Agassi en 1990, Roland Garros”-. La coña a costa de Agassi, quien reconoció que jugó con peluca en Roland Garros en 1990. En la final, contra el ecuatoriano Andrés Gómez, la peluca comenzó a deshacerse, por lo que su hermano tuvo que conseguirle alfileres para sujetarla. Esto descentró por completo a Agassi, que terminó perdiendo la final contra un rival inferior.

Reunión urgente” es el corte más largo del disco, casi cuatro minutos y medio de desasosiego, rabia y oscuridad… “Estoy sedado no siento nada. No siento frío / no siento calor / no siento cariño / no siento tu amor”... “Valium / sertralina, tu madre se droga más que tú y se lo paga el estado”.

Natillas” está armada a base de ritmos math rock. “Fagot, sí!” tira de contundencia con aristas –“Vi 1000 hippies y bicis sin sillín. Britney Spears sin bikini ni sífilis”- y “Moloch te ama” pone el cierre. Una última plegaria al dios, al fuego purificante, al alma convertida en oscuridad como castigo eterno.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies