Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Palais
portada del disco Palais

La leyenda “9 tracks album for sport use only” y la imagen de una pista de atletismo es lo que ocupa la portada del debut de Madelman. Como si quisiera decirnos que eran los primeros metros de la salida de la música electrónica en España. Recordemos que al margen de los movimientos más vanguardistas, en los 80 se empiezan a flirtear con las máquinas en este país. En el primer lustro con el techno-pop para en el siguiente abandonarse definitivamente a las pistas de baile con Valencia e Ibiza como puntas de lanza.

Ya en los 90 el techno se afianza en España con deejays como Ángel Molina u Óscar Mulero, y con la inauguración de salas como The Omen o Soma. Pero en esta década la escena electrónica española está huérfana de grandes obras ya que funcionaban mejor los recopilatorios. Con todo esto sale a la calle “Palais” (Cosmos, 1996), pronunciado palé, porque José Luis quería un título que sonara lujoso ya que entendía que la música no lo era.

Madelman recoge temas previamente compuestos, más otros nuevos para la ocasión y los remasteriza para dotarlos de un discurso coherente y una uniformidad necesaria. Y a fe que lo consiguió. Desde los primeros compases, con “Chao, amigo”, se nota una fuerte influencia del grupo alemán Kraftwerk. Esta influencia que Madelman nunca ocultó, como sus gustos por Orbital, LFO, KLF o Pet Shop Boys, son bastante reconocibles en todo el álbum. Aparte de esto usó una gran colección de samplers que incluían a grupos como Cabaret Voltaire, Japan o los maravillosos Yellow Magic Orchestra, amén de diálogos de la BBC o del filme "Taxi Driver" (1976) de Martin Scorsese.

De los temas antiguos nos encontramos con la techno-pop “Matinée” que se encontrará por partida doble. En su versión original y en una reelaboración a cargo de los barceloneses Feel Action. Que aunque el propio José Luis afirmara que la original era una “canción de ascensor” es mejor que la remezcla. Otra es “Eurovisible / Noise Contest (Medley)”, en diferente versión que la primigenia, donde mezcla a Kraftwerk con el Festival de Eurovisión. Y “Training shoes”, antigua “Sport shoes”, también muy cercana a los postulados de los alemanes.

Si tuviéramos que elegir un solo tema que ejemplarizara el sonido del disco ese sería “Favorita”, diez minutos donde confluyen todos los sonidos e influencias de José Luis. Entre los demás temas nos podemos encontrar con “Rock 1”, donde Madelman se acerca más a los primeros Orbital; Y las más ambientales “Palais”, que da nombre al álbum, y “Raccord”, con ligeros tonos industriales.

No fue el primero, ni es un dechado de originalidad, pero desde luego la calidad de la propuesta, el saber conjugar todas sus influencias y su homogeneidad para dar al oyente la escucha de un álbum y no una colección de singles, convierten a este “Palais” con todas las de la ley en uno de los grandes clásicos de la música electrónica española.

Compartir

Comentarios

foto del usuario Patricio Vasquez
Patricio Vasquez
23 noviembre, 2011 at 00:23

Enorme este disco, adelantado a su tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies