portada del disco Paco Pastor

Disco a dos velocidades, que alterna las pachangas playeras y las baladas suaves. Ninguna de las otras nueve canciones alcanza el tirón comercial de “Dentro de una botella” y más bien parecen un relleno correcto para un LP presidido por ese tema, en el que Paco Pastor había montado su regreso.

La cosa veraniega viene representada por la sabrosona “Canela, tabaco y ron”, una canción que parece robada del bolsillo de Georgie Dann, aunque ésta requiere menos carga etílica para ser saboreada. En ritmos parecidos se mueve la formulera “Nadie te quiere como yo” y algo más comedida resulta “Para demostrar mi amor”.

En el capítulo de baladitas entrarían casi todas las demás. La acústica y campestre “Canta y seremos dos”, o las pesadotas: “Tú eres mi prisión” con un omnipresente piano en el acompañamiento, la depresiva y deprimente “Por todas esas cosas” o la percusiva “Si tú no estás”, bastante mejor que las anteriormente citadas.

Al margen de estos dos grupos, queda “Ante ti solo siento amor”, una pieza sofisticada con un cierto deje de música disco. Una de las pocas pistas más o menos salvables de un álbum que pisó más el freno que el acelerador en la carrera de regreso de Paco Pastor.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies