portada del disco Pa' Darte Gloria

"Esta es posiblemente la grabación más cuidada que haya realizado Luis Cobo Manglis en su trayectoria como músico y productor. Una producción que fue realizada en los estudios Kirios de Madrid, con una duración de seis meses, y donde realiza una propuesta acid jazz, con world flamenco fusion, sin precedentes, con toques de rhythm and blues y adentrándose en la música étnica sin colorantes ni conservantes, contando con una larga lista de invitados y colaboradores, músicos todos amigos del guitarrista sevillano, y que fueron los siguientes: José Luis Torres en los teclados, Jorge Pardo a los saxos , Javier Bonilla en la voz, Pedro Sierra guitarra flamenca, Andrés Olaegui (guitarra eléctrica), Tito Duarte en las percusiones, J. Mas Kitflus (teclados), Miguel Morel (saxo), José Antonio Galicia (percusión), Luis Fornes (piano), Manolo Toro y Jesús Arispont al bajo eléctrico, Valentín Alvarez (saxo), Ove Larson (trombón), Paco Ibáñez (trompeta), Eva Durán (voz), Maika Izquierdo y Malú Gorostiaga en los  coros, y Luis Cobo Manglis en las guitarras, composición, arreglos, dirección y producción musical."

A este escueto comentario anterior, aportado por el propio Luis Cobos, quiero añadir algunas apreciaciones sobre este disco. Seguramente nos encontramos con la cima de la música española de fusión. La amalgama de estilos es palpable en cualquiera de sus pistas. Manteca funciona como una auténtica orquesta sinfónica de la especialidad con músicos de gran categoría y claridad de ideas.

El concepto de fusión se ha aplicado en los últimos años casi a cualquier cosa hasta vaciarlo de sentido; sin embargo, aquí no se trata de un palmoteo flamenquito mezclado con elementos soul, rock o jazz; sino una auténtica fusión concebida como tal en la que los diferentes elementos estilísticos forman un todo compacto. Voces de cantaores flamencos como Eva Durán o Bonilla conviven con elementos jazzísticos aportados por Jorge Pardo y los teclados de José Luis Torres que protagonizan algunos de los más memorables momentos de la grabación. Por debajo una línea de bajo nada monótona de Jesús Arispont y las percusiones de aquel Tito Duarte, al que conocimos en Barrabás. Pero lo verdaderamente crucial para el disco es que todos esos elementos se mezclan de forma natural, sin tensiones y ahí es donde aparecen la mano y la cabeza de Manglis, ejerciendo de maestro de ceremonias y director de esta particular formación.

Otro acierto es que ninguno de los temas supera los cinco minutos de duración, evitando repeticiones aburridas y solos instrumentales inacabables, lo que produce unos temas livianos y nada pesados.

Os recomiendo que escuchéis el elegante “Tarifa”, en mi opinión la definición y mejor pista del disco y “Dos estrellas”, una auténtica disección de elementos flamencos trasladados a lejanos puertos musicales. Pero sobre todo, recomiendo este CD a los que no acostumbráis escuchar este tipo de música, pues creo que vais a realizar un interesante descubrimiento.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies