portada del disco Ocairí Ocairá

Maíz y Laurel, convertido en septeto, ha madurado. Es cierto que los temas difieren poco de los contenidos en el LP de Diresa de tres años antes. Difieren poco en su origen y dinámicas, pero difieren bastante en cuanto a arreglos. Aquí son mucho más elaborados en lo instrumental y la entrada en el grupo de Maribel Cisneros para encargarse de la voz más aguda aporta mayor amplitud a los coros, ejerciendo también como voz solista en algunos temas. También la procedencia de los temas abre ligeramente el abanico regional, pues si bien sigue habiendo una predominancia de temas del folclore gallego, otras regiones como Andalucía, La Mancha o Cantabria están también representadas. Precisamente es la movida y alegre jota manchega “La Mancha”, himno oficioso de esta gran comarca, abre el disco con proliferación de guitarras e instrumentos de pulso y púa en el acompañamiento.

“En Cádiz hay una niña” es un romance infantil o canción de corro, que según en qué regiones adopta diferentes títulos: “Romance de Rosalinda”, “Romance del marinero”, etc.

“No se va la paloma” es una pieza del folclore extremeño, que se cantaba antaño en las fiestas de carnavales. Se canta con el único acompañamiento de un pandero que marca el tiempo y elementos de pequeña percusión. Con un acompañamiento similar y excelentes arreglos vocales se interpreta “La tonada más bonita”, que finaliza con un violento acelerando de voces y guitarras.

Pero el plato fuerte del álbum es el “Ocairí Ocairá”, que son en realidad dos canciones unidas. Una de origen pontevedrés y carácter picaresca recogida de viva voz por los miembros del grupo y la otra cantada en castellano, sacada de un cancionero. El acompañamiento de guitarras y bandurrias, el turno de hombre y mujer alternando las estrofas y el pegadizo título repetido en el estribillo la convierten en una de las más comerciales muestras del folk español, pese a que Maíz y Laurel no obtuvo el éxito de ventas de sus coetáneos Nuestro Pequeño Mundo, Jubal o Vino Tinto.

En la cara B, destacan los temas gallegos, como la lírica “Mariñeiros” con una deliciosa guitarra y un lejano coro femenino que apoya la voz viril del cantor principal. Otro tema del mismo origen y firmeza rítmica es la “Pandeirada do Grove”. El tercer tema gallego de esta cara es “O´moucho” en una grabación diferente a la que figura de esta misma canción en el LP “La Casa de Andeade con Aires de Mi Galicia” (Diresa, 1973).

Un LP, pues, muy completo que mejora mucho el anterior hecho con menos medios y con menos preparación.

 

 

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies