Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: O Son da Estrela Escura
portada del disco O Son da Estrela Escura

Ruada, el sello folk gallego que nacía en aquellos años con la pretensión de normalizar la edición discográfica en Galicia, y también, convertirse en el sello encargado de difundir la cultura y la música gallega de raíces, se encarga del lanzamiento del primer disco de DOA. Sería, también, el primer lanzamiento del sello. Luego vendrían otros como Outeiro, Taranis o Milladoiro.

Esa estrella oscura a la que alude el título del álbum es Finisterre al final del Camino de Santiago, la última estrella de la Vía Láctea. Un punto de magnetismo misterioso desde tiempos inmemoriales, que atrajo a muchas culturas a lo largo de la historia. Desde la perspectiva musical, todo ese misticismo y toda esa magia ancestral generaron una música popular cargada de poder. “Este trabajo es una pequeña antología de piezas tradicionales de diferentes épocas y raíces. En su elaboración partimos del estudio de las partituras existentes en los distintos cancioneros. No nos propusimos hacerlo de un modo ortodoxo, más bien guiados (de una manera subjetiva) por una sensibilidad de la que es poseedora esta tierra” puede leerse en la carpeta del disco.

En el disco nos encontramos con cantigas de Alfonso X El Sabio –“Fiesta de Loor”-, cantigas de Martín Codax –“Cantiga II”, “Cantiga V”- y todo tipo de adaptaciones de música popular y tradicional. Se trata de un trabajo profundamente medieval que recoge desde romances franceses sobre el Camino de Santiago –“La Pernette”- o canciones cercanas a la ribeirana y a la muñeira –“Carballesa”- a cortes con cadencia mozárabe –“A casadiña infiel”-. También cortes que incitan a la danza –“Danza do Rosal”, propia de la zona del Baixo Miño de Tui - O Rosal (Pontevedra)-. Nonito Pereira en La Voz de Galicia del 28 de diciembre de 1979 destacaba una “armonización muy trabajada, y un perfecto equilibrio en la distribución de los temas, que mantienen la atención desde el principio al fin”.

El gran logro de DOA con este disco es su labor de búsqueda de las raíces de la tradición para recrearlo a su manera, como comentaban a Ernesto Sánchez Pombo en El País (20 de marzo de 1980), “No queremos hacer un trabajo científico, de reproducción al milímetro, de laboratorio. Por el momento, nos parece importante e interesante seguir con una labor de recreación del folk. Se trata de coger el espíritu que tiene esta música, y no sus notas; es decir, coger su toque y reconvertirlo, para que sea un vehículo válido para expresar en nuestros tiempos. Podemos partir de las cantigas, de la música de los trovadores, de la música del camino de Santiago, pero luego hay una recreación. El resultado tiene que gustarnos. Que sintamos placer mientras tocamos y que seamos capaces de transmitir ese placer”.

En el debut de DOA podemos disfrutar de un folk tradicional con una marcada cadencia medieval y de la tradición popular. En posteriores entregas, Doa seguirá un camino marcado por la experimentación, abriendo el abanico de géneros.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies