portada del disco Nueve Tragos

Desde el año 1997 a 1999 Loquillo  vive lo que él llama su "infierno particular", pasa de una compañía como es EMI a pequeñas independientes que no funcionan bien, como Picap o esta, Zanfonia.

Según sus propias palabras, "una buena amiga y un buen amigo, Magda Bonet y Alfredo de Jesús, montaron una compañía y me dijeron si quieres grabar algo aquí, adelante. Y, pensé, bueno, voy a aprovechar y voy a hacer un disco"´.

Por entonces, además, había estado viviendo unos meses en el piso 32 de la Torre de Madrid, y se había aficionado al rat pack, la cultura del cocktail, los casinos, el mundo de los gangsters, los crooners, esa estética.

"Había estado viviendo en un sitio que era de lujo, estuve viviendo de lujo durante una época, hasta que se me acabó la pasta. Fui a los mejores sitios, estuve en los mejores lugares y me hago un disco que va de este palo. Ya está. Es la épica crepuscular."

Ya que tiene plena libertad para grabar lo que le parezca, y como, a raiz de los discos de poemas musicados se le había acusado de volverse serio, decide hacer todo lo contrario, un disco de bon vivant, en el que reine la ironía, las letras chulescas, el sentido del humor, y hacerlo en clave de swing, al estilo de los crooners americanos.

Arropado por una orquesta de jazz de dieciocho músicos, la P.G. Orquesta,dirigida por Jordi Pegenaute, con formación de big band : Sección de vientos, piano, órgano, contrabajo, guitarra, y varios de sus músicos habituales (Enric Illa, Liba Villavecchia, Sergio Fecé y David Mengual, además del propio Jordi Pegenaute) Loquillo se maneja con dignidad en este estilo, interpretando canciones compuestas junto con músicos como Jaime Urrutia ("Calidad de Vida"), Gabriel Sopeña ("El día de San Martín"), Jordi Pegenaute ("Mi vida es una fiesta"), Carlos Segarra (Billy La Rocca"), o con guionistas de cómic, como Óscar Áibar, para recrear a "Torpedo", el personaje de Jordi Benet y Enrique S. Abulí.

Además, recupera canciones de su repertorio que casan con ese sonido, como "Mis problemas con las mujeres" o "En Dino's a las Diez", además del "Caray" de Gabinete Caligari.

No deja de ser un divertimento, pero es original y tiene una buena acogida, incluso es nominado para los premios de la música en la categoría de Jazz, pero la discográfica desaparece dos meses después de la edición , y de nuevo Loquillo tiene que volver a empezar.

 

Compartir

1 2 3 5

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies