portada del disco Nudozurdo

Tras ganar el certamen Popzuelo 2002 Nudozurdo obtienen como premio la grabación de este disco. Un disco grabado por Leopoldo Mateos (voz y guitarra), Felipe Salazar (batería) y Daniel Asúa (bajo) en los estudios Box de Madrid con Eugenio Muñoz como técnico de sonido. El trabajo pasa prácticamente desapercibido por público y medios al gozar de una deficiente distribución -a cargo del propio grupo- y de una inexistente promoción. Todo ello a pesar de la gran calidad de los temas aquí contenidos, aunque quizás debíamos hablar de cortes, duros y punzantes como la vida misma. Estos matices anteriormente comentados son los que llevan a mucha gente a pensar que “Sintética” (Recordings From The Other Side, 2008) es la primera grabación de la banda. Pero no, hubo vida antes de “Sintética”. Vida y muerte.

En el disco podemos apreciar las mejores cualidades de la banda: su sonido tenso, rabioso y espontáneo; sus letras crudas e incisivas -obra de Leopoldo Mateos-, y unas cuerdas frenéticas que alcanzan su apogeo sobre un escenario. Abren con “Utilízame” -Nicolás Serrano se encarga de la realización del videoclip- desplegando intensidad y angustia: “Cuando quieras / pégame / cuando puedas / cúrame / utilízame”. Las cuerdas dirigen la acción, con mención especial a un bajo hipnótico y potente que mantiene la frescura inicial en “Viaja hacia mí”.

Los aires más siniestros cercanos al post punk llegan con “Dentro de él”, uno de los mejores cortes del disco. Un corte rabioso cargado de ansiedad e impotencia -“Le sudaban las manos / y no podía correr / porque quien le perseguía / estaba dentro de él”- que ha evolucionado considerablemente con los años -puede comprobarse en los directos- ganando intensidad y frescura. Tras la atmósfera instrumental de “Pulso” llega “Autoayuda”, un medio tiempo oscuro y emotivo en el que incluyen nuevos registros, tanto vocales como instrumentales. La voz de Leopoldo que generalmente parece recitar versos esculpidos se aproxima más a una entonación dirigida al canto -pero sólo se aproxima, sin perder su esencia-.

Otro tema que merece destacarse es “Ilumina tu cuerpo”, la fuerza y la energía al servicio de la redención. Cierran con el retrato del hombre desprovisto de emociones (“Sólo sabe trabajar”) y la siniestra letanía (“Lo que querías ser”).

Aunque en algún momento pueden pecar de repetitivos -ese es el pero que podemos ponerle al disco-, estamos ante un gran trabajo de un grupo cargado de personalidad que consigue transmitir su universo interior a lo largo de estos nueve cortes. Una reedición con la que se hace justicia con Nudozurdo.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Freak Scene
Freak Scene
20 mayo, 2010 at 03:28

No había escuchado este disco,sólo el Sintética, a ver si me hago con él, pinta muy bien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies