Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: No Voy a Bajar
portada del disco No Voy a Bajar

Flamante segundo larga duración de estos amantes empedernidos de todo lo que rezume a fiesta de los 60. Y a pesar de su condición de castellanos recios y de espíritu montañero (que es donde precisamente dicen haber cogido la inspiración para este disco), introducen una importante inyección de aires surf en su repertorio. Y para muestra, la portada, que al más puro estilo Bob Esponja, muestra la caricatura de la banda en plena actuación sobre una tabla de surf encaramada a lo alto de una ola. En la contraportada, y tal y como dice la primera de las canciones "No voy a bajar" chicas bonitas pendientes de las evoluciones de la banda.

CD preciosista que de nuevo simula a un vinilo. La galleta ahora, en sintonía con el color predominante de la portada, es azul. Amén de los consabidos agradecimientos, que los chicos de Hula Baby nunca tienen reparo en extender generosamente hasta donde haga falta, Quick-o reserva la dedicatoria a un par de amigos con los que compartía el amor por la montaña hasta sus últimas consecuencias.

Apuestan duro los Hula Baby con esta segunda entrega. En la insistencia en el juego de versiones bastardas, en los estilos y en la mejora de la producción del disco. Por un lado acuden a los Feedback Estudios de León, donde opera Mario Álvarez, miembro de Cooper, y por otro mandan a masterizar el producto a los estudios Saxon Recording de Rochester, Nueva York, que es donde trabajan sus admirados The Hi-Risers.

Y hablando de bandas de las que se empapan los Hula Baby, en este caso toca el turno para Neanderthals, The Hi-Risers, The Kaisers, The Jordans y su cita habitual con The Sonics.

Siniestro Total decía en su versión "Rock en Samil" ir a la playa oyendo Radio Popular en su Sanyo. Hula Baby en su espectacular comienzo "No voy a bajar" prefieren sin embargo a Los Coronas. Si los gallegos dijeron en su momento frecuentar el Kwai, los de Valladolid prefieren la Kiu. Te lo dicen en el tercer tema del disco, suave pero muy bonito.

También se ven ante problemas de gran calado para dilucidar si nos las estamos viendo con un hombre o Mariluz. Los Burros lamentaban la pérdida de su novia llamada Ramón, pero los Hula Baby por, el contrario, en "Qué tienes ahí" se muestran remisos a iniciar relación alguna sin comprobar que se trata de una chica o no. Todo esto con guitarrazos propios de los Kinks.

Y si hasta ahora el comienzo ha sido energético, "Hula Mata-Hari" es un verdadero caso aparte. Primo hermano del "Hula Baby" de "Hula Baby" (Hula Baby, 2008) se centra en vudú, zombies y demás criaturas. Escúchala y juzga por ti mismo.

Desesperación máxima por no encontrar el sabor preferido en los helados al ritmo de banda de revival mod en "De lima limón". También de aires revisionistas es "Teo (Desde que lo vi)". Suena muy bien.

A diferencia de su disco anterior, el grupo pone su mirada en los instrumentales. En este trabajo incluyen "Buda" (hipotético final de una cara A) y "1999 pound werewolf", final del disco. Buenísimos los dos, cada uno en su estilo. En el caso de la última y pertinaz que es uno en ver posibles destellos de Siniestro Total (no porque los de Pucela se hayan fijado en el cantoral de los gallegos, sino porque estos últimos también bucearon en su momento en las mismas aguas que Hula Baby), se aprecian aires del "Yo ya fui a Cangas de Morrazo".

La versión de The Sonics es claramente otro de los momentos fuertes del disco. La traducción de “Have love will travel” se transforma, pasado por la turmix de los Hula Baby en una petición íntima a la pareja. No hay razón para escandalizarse, Semen Up consiguieron en su momento inmortalizar todo un reconocimiento a uno de estos tratos personalizados con su “Lo estás haciendo muy bien”.

Continúan con un alegato al haber logrado dejar de fumar "Por fin lo he logrado", que es una de los temas más claramente rock and roll acelerado (suenan incluso a unos Tequila) de todo el disco.

No hay necesidad de elegir, pero a mí este segundo trabajo de Hula Baby se me hace corto; quedan ganas de oir más. Quizá sea porque tiene un par de puntos más de intensidad que "Hula Baby".

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies