portada del disco No Soy un Guarismo

Belter veía que su prometedora estrella adolescente no daba los dividendos esperados. Intenta relanzar la carrera de Alicia Granados presentándola a un festival serie B, concretamente al de Fortuna, que entonces era un pueblo de Murcia y no una marca de cigarrillos. Pero tampoco ahí vence a pesar de la bondad del tema y de un estilo interpretativo que madura a toda velocidad, alejada ya de cualquier ñoñería infantil. Este intento de meter a la cantante en la lid por los gustos de un público joven va a fracasar y va a precipitar la prematura retirada de la artista que regresaría tres años y pico después formando parte de uno de los grupos vocales más elegantes de nuestra música: Alicia y Nubes Grises.

La canción elegida es un grito de libertad escondido en las matemáticas escolares: "No soy una cifra que puedan sumar, no soy un guarismo que puedan restar, no soy por fortuna de forma ninguna una simple tabla de multiplicar. Soy un ser humano que empieza a soñar…". Letra tremenda si se analiza y que suponía un alegato sobre la alienación y un grito destinado a perderse entre tanto ruido ambiental.

Para la cara B ni se molestan en hacer nuevas grabaciones y tiran de fondo de armario para poner un tema que había encabezado uno de sus EP del año anterior.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies